Fortalecen los dispositivos para prevenir la violencia de género

0
2

cartel provincialesCon el objetivo de fortalecer el trabajo que vienen haciendo los equipos técnicos del Hogar de Protección Integral para Mujeres en Situación de Violencia, Inés Londra y del Consejo de Prevención de Violencia, se llevó a cabo esta semana un taller de fortalecimiento institucional a cargo de la ex directora nacional de Asistencia Técnica del Consejo Nacional de las Mujeres y asesora de la senadora nacional Sigrid Kunath, Natalia Turbiner.

 

Durante las dos jornadas que duró el taller, se abordaron los ejes de “trabajo en equipo, roles y funciones, entrevista de admisión, atención de casos, seguimiento, egreso, capacitación y articulación externa”, apuntó Turbiner, licenciada en Trabajo Social.

 

En ese marco, la senadora Nacional, Sigrid Kunath, afirmó que “esta instancia de supervisión y capacitación tiene que ver con los objetivos trazados por el gobierno provincial en materia de prevención de la violencia de género, y de asistencia a las personas víctimas”.

 

“La continuidad y profundización de las políticas públicas para erradicar la violencia de género, tal como se está llevando a cabo en Entre Ríos, es indispensable y habla de la decisión política de abordar estas problemáticas que diariamente vulneran los derechos de muchas mujeres en todo el país”, sostuvo Kunath quien viene desarrollando un extenso trabajo en este sentido.

 

Asimismo, Turbiner explicó que “se utilizó una metodología con técnicas de educación popular, lúdicas y participativas” y que uno de los objetivos es construir un espacio de supervisión “que sea insumo de las políticas públicas en la provincia y que nos sirva también para generar preguntas indagatorias o argumentos con respecto a algunas líneas que creemos que se deben fortalecer en ambas instituciones”.

 

En relación con esta instancia, la coordinadora del Hogar de Protección Integral para Mujeres en Situación de Violencia “Inés Londra”, Maris Rébora de Chapino, expresó: “Nos permitió mirarnos y hacer un análisis del modo en el que venimos trabajando en la Casa con el objetivo de fortalecer la contención de las mujeres en situación de violencia, su atención, seguimiento, y la recuperación de su autoestima para que puedan egresar de la mejor manera posible, que conozcan sus derechos, que se sientan dignas y capaces de comenzar una vida libre de violencia”.

 

Para finalizar, Rébora también añadió: “el primer día hicimos un diagnóstico de la situación, y la segunda jornada realizamos propuestas de trabajo a futuro. La mirada externa de Natalia (Turbiner) y la conformación de este espacio de supervisión nos permite reconocernos en el modo en el que venimos trabajando para mejorar los aspectos necesarios para abrir la casa a las mujeres y sus niños que necesitan de este lugar para poder después seguir andando viviendo y luchando por su dignidad”.