Alcaraz: La nueva directora del hospital habló con El Observador

0
2

La doctora María Mercedes Olmos Catania asumió la Dirección del Hospital “Ecuador” de Alcaraz. “Recibí la noticia con mucha alegría porque soy de la localidad, supe trabajar en el nosocomio, la gente me conoce, es excelente, contamos con importantes profesionales y existe ALCARAZ 1512 HOSPITAL ECUADORuna gran calidez”, reconoció en el diálogo mantenido con El Observador pocos días después de asumir en el nuevo cargo.

Detrás del teléfono se aprecia a una persona con ganas de trabajar por el bien de la salud del pueblo. “Es nuestro hospital, me encantaría verlo bien y que la comunidad se sienta conforme. Recién arrancamos un hermoso camino lleno de desafíos y con un entusiasmo gigante. Estoy feliz por ello. En este ámbito nunca es suficiente todo lo que se hace porque es un campo sensible en una localidad. Vamos a ir observando falencias y trabajaremos para mejorar cada servicio”.

En el hospital se brindan especialidades como cardiología, traumatología, pediatría, clínica médica, ginecología, radiología, odontología, laboratorio y demás. Se cuenta con una ambulancia bien equipada y existe la posibilidad de recibir otra en el futuro.

La Dra. Olmos se recibió como tal en Córdoba, trabajó un tiempo en la ciudad mediterránea, luego vivió en Bovril y posteriormente lo hizo en Feliciano donde su esposo era director del hospital de esa localidad. Finalmente se ancló en Alcaraz donde reside hace 20 años. Es clínica médica y ecografía. Pero además los hijos recorren el mismo camino profesional: Uno está perfeccionándose en cardiografía y otra camina hacia la odontología. “Lo que me empujó a esta profesión es que prácticamente toda mi familia es médica. En realidad se trata más de una vocación que de una profesión. Hay veces cuando estás en tu casa te preguntás ‘¿qué hago acá?’ y volvés la hospital”, detalló.

Como en todos los trabajos aparecen aspectos positivos o negativos. “Lo más gratificante es cuando un paciente te dice que su dolor ha desaparecido, se siente mejor o se ha curado y te lo expresa con una sonrisa. Sin dudas que lo más doloroso es cuando muere un paciente, te cala muy profundo en el alma. Transmitir la noticia a los familiares que esperan con fe, es muy duro”, reflexionó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here