Alemanes del Volga: Raíces y tradiciones que siguen vigentes en Entre Ríos

0
37

descendientes [1600x1200]Visitaron el “Centro Periodístico de Entre Ríos”, el presidente y secretario de la “Asociación de Descendientes de Alemanes del Volga” de Paraná, Rubén Plaumer y José Gareis y el secretario de Prensa y Difusión y gran colaborador de la “Unión de Alemanes Libres y sus Descendientes” de Valle María, Rubén Kessler, quienes dialogaron con el Cont. Fernando A. Huck, director de El Observador y conductor del programa “Grandes Reportajes”, que se emite los martes y jueves, a partir de las 21.30 por Canal 6 ERTV. Los dirigentes comentaron durante una hora, sobre el trabajo que vienen realizando en sus respectivas asociaciones, hablaron de las fiestas populares que organizan y de cómo se busca mantener y potenciar las “raíces alemanas”.

Gareis, conductor asimismo del reconocido programa radial “Voces del Volga”, que desde 1991 se emite los sábados, de 6.00 a 8.00 por LT 14 de Paraná, comentó sobre el reciente festejo que se concretó en la capital entrerriana, para celebrar el “Día del Alemán del Volga”, que se llevó a cabo a mediados del mes pasado. “Hace algunos años comenzamos con un festejo en el Teatro 3 de Febrero, lo colmamos de público con estos encuentros anuales, lo que es un orgullo para nuestra colectividad” explicó Gareis, quien acotó que “el vicegobernador Adán Bahl, también descendiente de nuestra colectividad, cuando era ministro de Gobierno, fue quien insistió con proyectar una conmemoración en el calendario, consensuado con las instituciones alemanas de la región. Se tomó al 15 de abril, porque ese día, en Crespo, se formó la comisión que después dio origen a la Asociación Argentina de Descendientes Alemanes del Volga. Fue la primera institución organizada de estas características en la República Argentina. Antes de esa fecha, nadie sabía si éramos descendientes de alemanes, de rusos y hubo que explicar todo eso”.

Kessler afirmó que “en Valle María estamos trabajando muy bien en esta Unión de Alemanes. La gente de la zona nos acompaña y nos preparamos para, en febrero de 2017, festejar los 25 años de la conformación de la primera comisión. Tenemos anualmente 5 fiestas centrales, en febrero la del aniversario; la de Pascua, con comidas típicas y manzana bendecidas y una tradición que siempre respetamos, es que se les pide a los chicos que lleven sus ‘nidos de pascuas’, que los dejan en una oficina y luego se retiran con sus regalos. Son cosas para no olvidar y que no se deben perder. La tercera fiesta central es en julio, por el aniversario de las aldeas; en octubre, la celebración por el Día de la Madre y la de fin de año”.

– ¿Y en Paraná…?

– (Plaumer) En Paraná estamos realizando un trabajo arduo y tratamos de mantener estas tradiciones. Lo que vemos difícil hoy, es convencer a la juventud de que participe. Tenemos un “Club Alemán”, en Cura Álvarez 458, donde servimos toda las noches que abrimos, que son los jueves, viernes y sábado, con comidas alemanas, salchichas con chucrut con o sin puré, piroks, picadas, morcilla, jamón crudo y cocido, queso y demás…

– ¿Se habla aún el idioma alemán en la provincia?

– (Kessler) En Valle María, hay muchas familias que lo siguen usando al idioma. Yo provengo de una familia en la que se habló muchísimo el alemán entre los hermanos y hasta me cuesta expresarme en castellano. Los mas jóvenes no quieren hablarlo, pero sí lo entienden.

– (Gareis) Cuando el ex intendente de Cerrito, Gaspar Carlino, era diputado provincial, había presentado un proyecto que no prosperó, para que se enseñe el idioma en las escuelas. No obstante, las instituciones escolares lo pueden pedir, para que se haga la enseñanza a través de talleres, más ahora que hay muchas Escuelas Nina (jornada extendida).

– ¿Qué experiencias están dejando los viajes grupales que realizan a Brasil?

– (Gareis) Lo realizamos hace 18 años. Es una fiesta de familias, donde se la pasa muy bien. Generalmente es una delegación de 60 personas, más otros que van en auto. Es tradicional ir a la Oktoberfest de Santa Cruz Do Sul, que es la tercera a nivel mundial en cantidad, pero que en calidad, es la mejor. Tuve la suerte de estar en la de Münich (Alemania) y en la de Blumenau (Brasil), pero la de Santa Cruz es para destacar.

– En su momento se dijo que hay más de 2 millones de descendientes de Alemanes del Volga en Argentina…  

– (Gareis) No hay estadísticas que puedan ser certeras, porque se perdió una parte de los archivos en migraciones… Fueron difíciles sus comienzos y tenemos que rendirles homenajes a nuestros abuelos y a aquellos que los recibieron, como el presidente visionario que tuvo Argentina, el Dr. Nicolás Avellaneda, que les dio esa posibilidad de afincarse, con una Ley de Inmigración muy bien instrumentada. Venían a Brasil y terminaron llegando a la Argentina…

– Hay ciudades que tienen una gran parte de sus familias con apellidos alemanes…

– (Kessler) En Valle María por ejemplo, hay muchos Kranevitter, Unrrein, Gassmann… Hay mucha historia detrás de esas familias. Por eso digo que no hay que perder lo que se venía cosechando en los últimos años, para que se sume gente nueva a las comisiones y que todo esto no se pierda.

– (Plaummer) En Paraná, el tema de los apellidos está más diversificado. De cada familia hay algún exponente en nuestra ciudad. Yo soy nacido en Ramírez, pero en Paraná hay gente de Aldea Brasilera, como el caso de José (Gareis). Hay de Aldea Salto, de Aldea Santa María, de Crespo…

– Hasta la década del ’50, estaba como prohibido que se casasran alemanes con otras razas … 

– (Gareis) Y también en su momento la prohibición de casarse católicos con evangélicos… Aldea Brasilera en ese sentido era la más permeable a la fusión de razas. En Aldea Salto era difícil ingresar, porque habían tenido mucho sufrimiento cuando llegaron. Hubo algunos hechos que provocaron que al criollo lo observaran mucho, hasta que lo conocían bien. Pero nuestra gente alemana, estuvo siempre muy contenta de estar en esta tierra de paz. Hoy somos todos argentinos, por eso si hay algo que pega de nuestra historia es que no somos fanáticos, sí recordamos a nuestros abuelos y en nuestros actos tenemos presente la cultura criolla. Se anuncia una gran fiesta alemana y el menú es un plato alemán de entrada, pero después viene el asado con cuero…

Comments

comments