“No se dimensiona lo que significa la cadena agroalimentaria para los pueblos del interior”

0
0

1511 Alvarez Maldonado [1600x1200]Según confirmó la semana pasada el Comité de Crisis del sector productivo entrerriano, por las inundaciones y las copiosas precipitaciones que se registraron en los primeros 20 días del mes pasado, hay cuantiosas pérdidas en el cultivo de la soja, pero también en la lechería, ganadería, citricultura, arroz y otros sectores”. El comité calificó a la situación como “crítica”, porque se deben sumar “las pérdidas que las empresas agropecuarias ya venían acarreando de las cosechas anteriores, lo que impactará negativamente en las cooperativas y acopios y en la cadena comercial y financiera”.

El vicepresidente de la Federación Entrerriana de Cooperativas, Gonzalo Álvarez Maldonado, afirmó que “la situación es muy grave y repercutirá directamente en las economías de las ciudades. A veces, no se dimensiona lo que significa la cadena agroalimentaria para los pueblos del interior” consideró.

En diálogo con Nydia Schmidt y Omar Stricker en el programa “Mañana de Todos” de FM Libertad 98.3, Álvarez Maldonado expresó que además de los daños en los cultivos, “se necesitará invertir $ 600.000.000 para recomponer lo inmediato en cuanto a los caminos, que quedaron en muy mal estado y a largo plazo, lo que se deberá destinar serán más de $ 1.600.000.000, lo que demuestra la complejidad de la situación. En la reunión que tuvimos la semana pasada con las autoridades provinciales y nacionales, se habló de dos aspectos: por un lado está el tema productivo, para que a través del Banco Nación o de las bancas privadas, haya ayudas para los productores, que la necesitan imperiosamente y por otra parte, tener créditos internacionales para poner ‘en carrera’ a la provincia, para realizar obras de infraestructura, que generen trabajo. Esos créditos darían oxígeno, porque sería con tasas no mayores al 7% u 8%”.

El dirigente cooperativo destacó que “lo que me reconforta, es ver que hay un gobierno provincial que está relacionado con el nacional y que tenemos ‘teléfonos directos’ con el propio ministerio de Agroindustria. Todos, están viendo la gravedad de lo que está pasando. No queremos asustar a la gente ni ser dramáticos, pero es una realidad, para la cual hay que tener la templanza y la grandeza necesaria para salir adelante. Después de 12 años de no estar en el mercado crediticio internacional, debemos demostrar confiabilidad y credibilidad, para que nos puedan dar esos créditos a bajo costo financiero”.

Álvarez Maldonado expresó que “hemos pasado por otras crisis, en 1998 tuvimos un fenómeno ‘El Niño’ también, pero que nos daba cierto respiro cada 5 ó 6 y se cosechó algo, pero acá fueron más de 20 días seguidos. Por lo tanto, hay muchos campos que no van a ser cosechados. Para esa gente, se necesita buscar los recursos económicos y en eso, las cooperativas tendrán que ser el nexo entre ellos y las entidades financieras. Habrá productores que van a tener una carpeta en el banco y otros que no la van a conseguir, por lo que habrá que interceder para que lleguen las ayudas a esas personas”. Agregó que “con este clima que tuvimos, tendrán problemas todos los eslabones de la cadena, desde el productor hasta el consumidor. Cuando hablo del sector, me refiero a los propietarios, arrendatarios, quienes brindan los servicios, ya que hay una serie de vencimientos que afrontar y no habrá cosecha para pagarlos. Hoy, la cadena de pagos está en riesgo. El productor agropecuario en toda su historia trabajó en su provincia y su país, nunca se llevó nada afuera y siempre fue un buen pagador de impuestos. Hoy, además de todas esas ayudas crediticias, necesita un tiempo prudencial y razonable para recomponerse”.