Empleado judicial de Paraná estaría involucrado en la venta de armas a delincuentes

0
1

tribunales de entre riosCinco personas, entre ellas una ligada laboralmente a un área específica de los Tribunales de Paraná, fueron detenidas ayer por la Policía, en el marco de la investigación, se efectuaron en total 10 allanamientos en la capital entrerriana, relacionados con una causa que indaga sobre la presunta venta de armas que, ocasionalmente fueron secuestradas y que se encontraban bajo resguardo judicial, pero que volvieron a manos de delincuentes en las calles de Paraná, consignó El Once.

La investigación se habría iniciado el 14 de febrero pasado, cuando en la Comisaría Cuarta de Paraná, llamó poderosamente la atención una asombrosa coincidencia: un revólver secuestrado de manos de un conocido y peligroso delincuente, tenía las mismas características de otro que había sido decomisado en el marco de un anterior hecho delictivo. Posteriormente, se estableció que se trataba del mismo revólver, ya que tras el primer secuestro, había sido entregado a autoridades judiciales y había quedado archivado en el depósito que existe en el edificio judicial de calle Laprida.

Un empleado judicial que se desempeñaría en el área del departamento Médico Forense; un tatuador; un sujeto que guardaría algunas relaciones con el submundo del hampa y dos personas que a sabiendas de la procedencia de las armas habrían oficiado de compradores.

Además, se allanaron ayer, domicilios de otros empleados judiciales que también guardarían relación con el trabajo de preservar bajo llave el armamento secuestrado.

Con motivo de continuar la investigación en el grave caso de venta de armas secuestradas y en poder de la Justicia, la Policía de Entre Ríos, realizó una inspección en el depósito de armas del Superior Tribunal de Justicia, supo Elonce TV. El procedimiento fue realizado por personal policial para cumplir una solicitud del fiscal Ignacio Aramberri, a cargo de la causa, quien además, decretó el secreto de sumario en el grave hecho que se indaga.

El jefe de la División Robos y Hurtos de la Policía, Carlos Schmunk, dijo a Elonce TV que se realizó una “inspección general del depósito de efectos secuestrados del Superior Tribunal de Justicia”, ubicado sobre calle Laprida de Paraná. Además, el funcionario policial resaltó que “todo lo que surja va a ser volcado a la causa que se investiga”.

Además, explicó que el empleado judicial, sería facilitador clave para retirar las armas que forman parte de expedientes, para luego venderlos o alquilarlos en el mercado ilegal, en su mayoría a delincuentes.