S. de Luna: Sergio Moyano necesita de la solidaridad de la gente

0
3

1511-SAUCE DE LUNA-SERGIO MOYANOSon variadas las enfermedades que a lo largo de este tiempo van resurgiendo y hay otras, que debido muchas veces a los conflictos sociales que acaparan la vida diaria de los habitantes, se desconocen, no se difunden y por lo tanto es como si no existieran.

Uno de estos casos, es el de Sergio Moyano, radicado en Sauce de Luna, que tiene 46 años, nació el 14 de junio de 1969 y padece “Retinosis Pigmentaria”, que no se trata de una patología única, sino de un conjunto de enfermedades oculares crónicas, de origen genético y carácter degenerativo que se agrupan bajo esta denominación. Concretamente es una degeneración progresiva de la estructura del ojo visible a la luz, la retina, que de a poco va perdiendo las células vitales, los conos y los bastones. El síntoma principal, es una disminución lenta y progresiva de la agudeza visual que, en las primeras etapas afecta predominantemente el enfoque nocturno y el campo periférico, manteniéndose la visión central.

Sergio cuenta con el apoyo permanente de su familia, pero necesita una respuesta urgente e inmediata, por parte de las autoridades provinciales y nacionales; también de los representantes, tanto de la Asociación Entrerriana como Argentina de Oftalmología o algún empresario, que pueda colaborar para afrontar los importantes gastos del trasplante que se debería realizar en Estados Unidos. Los altos costos para afrontar una patología de tanta envergadura se constituyen en un obstáculo cuando no hay un gremio o una obra social que la respalde.

Este es un llamado a la reflexión, a las autoridades gubernamentales, civiles, eclesiásticas, a los profesionales de la salud, porque no existe ningún tratamiento eficaz que permita restablecer la visión a los pacientes que padecen la Retinosis Pigmentaria.

La esperanza está cifrada en la alternativa de un trasplante de retina, haciendo la salvedad de la complejidad que presenta el sistema ocular y a pesar de ello se continúa avanzando en ensayos y pruebas, pero no ha aparecido una solución efectiva.

“Siempre es digna la vida, con los defectos y virtudes que cada persona posee pero la luz de los ojos es el puente para apreciar los desafíos de cada día, palpitando el crecimiento de una familia que contiene a Sergio. Él es joven, puede brindar mucho  de sus potencialidades, no sentirse discriminado, ser una pieza vital en esta sociedad que clama por la igualdad de los Derechos Humanos, bregando por los valores que permitan una convivencia pacífica y donde haya un lugar para todos”.

Se puede ver reflejado su testimonio en Youtube: “La marca del silencio”, Sergio Moyano (2013 y 2015) y hoy podemos tenderle una mano para ayudarlo y encender la luz de la esperanza…