Crespo: Iglesia Congregacional espera por un nuevo pastor

0
26

Pr Ikert y señora [1600x1200]Visitó el “Centro Radial, Televisivo y Periodístico de Entre Ríos”, el Pr. Bernardo Ikert (Iglesia Evangélica Congregacional de Crespo), quien en diálogo con el Cont. Fernando A. Huck, director de El Observador y conductor del programa “Grandes Reportajes” (Canal 6 ERTV), contó sobre sus más de 40 años en esta actividad pastoral de los que pasó 38 en esta ciudad, su inminente jubilación y su futuro reemplazante.

En el inicio de la nota, Ikert comentó que “lo normal en la IEC es que haya un acuerdo con el pastor por 6 años y si éste se siente cómodo en su lugar de trabajo, se puede renovar ese vínculo por otra cantidad similar de años, es decir, generalmente no es más de 12 años. Muchas veces los pastores cumplen ese tiempo y son trasladados. Con mi esposa, nos hemos instalado en Crespo, llevamos 40 años de tarea pastoral y vamos a seguir estando acá. Hubo casos de pastores que después de la jubilación, siguieron hasta 15 años más, pero no es una obligación. En la actualidad,quienes llegamos a este ciclo, echamos una mirada y decimos “¡qué bueno sería darle una oportunidad a una persona más joven que venga a la ciudad y siga nuestra tarea!’. En mi caso, seguiré siendo pastor como lo fui hasta aquí, vivo frente al templo, pero será otra persona quien siga el trabajo en la Iglesia”.

– ¿Está confirmado quien será su sucesor?

– Eso se está planificando y dialogando. Hay un pastor que podría venir a Crespo, por lo que se está orando por él para que tome la decisión definitiva. Posiblemente en enero tengamos una charla con él, se llama Damián Waigandt, está trabajando en San Justo (Buenos Aires) y lo que se está viendo, es que no quede el hueco pastoral en esa ciudad. Hay un matrimonio de Formosa que se radicó allí y tiene un llamado pastoral, por lo que se los está formando para que sean ellos los continuadores en San Justo. En nuestro caso, si podemos serles útiles al nuevo pastor, desde luego que vamos a estar. Otro proyecto gigantesco en lo personal no habrá, pero sí varias cosas que andan rondando en mi cabeza…  

– Prácticamente todo su pastorado fue en Crespo…

– De los 40, fueron 38 en Crespo. Nuestro primer destino fue Santa Fe, desde donde atendíamos además a Gessler, San Vicente y Felicia. A los 2 años, vino una propuesta de cambio: el pastor Gustavo Mencle se trasladaba a San Antonio desde Crespo y nos ofrecen hacernos cargo de la Iglesia de esta ciudad, más otras cercanas, como Ramírez, Aranguren, Seguí y Grapschental. Fue así que llegamos a esta zona y hace 38 años que estamos radicados…

¿Qué es lo que más rescata de su paso por Crespo?

– Con Crespo realmente me encariñé, tal es así que nuestro futuro seguirá estando en este lugar. Mi ciudad de origen es Misiones, mi mamá, que es una mujer de 90 años, todavía vive, tengo mis hermanos allá, por lo que yo podría decir ‘me jubilo y me voy a Misiones’, pero no me motiva, porque me siento muy cómodo en Crespo y gracias a la gente de esta ciudad, que fue muy generosa con nosotros.

Iglesia Congregacional– Más allá de las múltiples actividades que tiene la Iglesia, ¿le quedó alguna cuestión pendiente?

– Una cosa es predicar desde el púlpito, otra es estar en la puerta recibiendo a la gente y otra, tomarse el tiempo y visitar los domicilios. Considero que se podría haber llegado más a los hogares y sería por ahí, un punto en deuda. Pero también es cierto, que se hace difícil lograrlo, porque las épocas son distintas. Tiempo atrás, la gente tenía otro régimen de vida, trabajaba hasta el sábado al mediodía, había más tiempo para charlar en la familia. Hoy el hombre sale a trabajar y la mujer también y el pastor, con la mejor voluntad, va y no encuentra a nadie, porque las necesidades, compromisos, obligaciones y por el mismo estándar de vida, hizo que esas casas estén durante todo el día vacías, que sus habitantes van al mediodía, comen algo rápido y nuevamente se van al empleo, por lo que la cuestión de las visitas se complicó. Sí he optado todas las noches, de estar en reuniones de oración, de comisión directiva y de estudios bíblicos, brindándome a la congregación de Ramírez, Aranguren, Seguí, Grapschental o Crespo y si alguien necesitaba charlar en esos encuentros, lo podía hacer. También tenemos la oportunidad de estar con un micro radial todos los días en FM Libertad 98.3 y televisivo en Canal 6 ERTV, llegando a muchas personas… Como punto a trabajar también, es que nos gustaría fortalecer el Centro Familiar Cristiano, se hizo un edificio, con consultorios y demás instalaciones y esperamos que en el 2016 se pueda lograr ese objetivo. La idea es tener atención en el lugar, en la parte odontológica o medir la presión o la fiebre a las personas del barrio, para luego, en el caso de ser necesario, derivarlos al hospital…