Trigo: Cayó un 39% el área sembrada en la provincia

0
0

trigoSegún revela un informe de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos, la superficie cultivada con trigo experimentó en este período 2015/16 una caída del 39% con respecto al ciclo agrícola anterior, lo que implica una reducción de 119.600 hectáreas.

La entidad explicó que “a mediados de abril, a escasas semanas del inicio de implantación del cereal, tras una consulta a la Red de Colaboradores sobre la intención de siembra, se obtuvo una respuesta unánime que reflejaba el gran desánimo y desinterés por parte de los agricultores por destinar chacras a la producción de trigo”, lo que finalmente se concretó en los hechos, llegándose a implantar solamente 190.100 has.

“Cabe recordar que en los últimos años, los productores que optaron por producir este cereal, tuvieron que afrontar una serie de adversidades, de las cuales seguramente la más importante fue el problema de la comercialización y la quita de rentabilidad generada por las retenciones, inconvenientes al que este año se agregaron, la caída en la cotización del cereal (lo cual reduce los ingresos y obliga a obtener mejores rendimientos para cubrir los costos fijos), incremento en el costo de los fletes (limitó la siembra en sectores distantes del puerto), aumento del endeudamiento de los productores, asociándose a una escasa capacidad de financiación de los acopios y las cooperativas (los cuales han refinanciando la rentabilidad negativa de los productores desde por los menos las últimas tres campañas), retraso en la negociación de los contratos de arrendamiento, balance hídrico negativo del primer trimestre del año, dado principalmente en los meses de febrero y marzo, que no permitió la recomposición del perfil para el inicio de la siembra, situación que se mantuvo hasta el mes de abril inclusive” expresan desde la BCER.

La entidad añade que evaluando “la serie histórica, desde el ciclo 2000/01, la presente es la segunda más baja registrada en los últimos 16 años”. Es dable mencionar que el 76% del total cultivado se concentró en los departamentos ubicados en el sur del territorio (144.700 hectáreas); mientras que el sector norte, tan solo tuvo una superficie de 45.400 has. En todos se detectó una caída en el área sembrada, destacándose por el grado de importancia lo acontecido en Victoria, Gualeguaychú, Uruguay, Diamante, Paraná y Gualeguay.