“Los establecimientos de cría de cerdos de E. Ríos, están entre los mejores de la región”

0
3

TrosseroCon una participación del orden del 7% en la producción nacional de cerdos, Entre Ríos fue la provincia que más creció en 2014 en número de madres del sector porcino y en cantidad de faena, también tuvo un importante y sostenido crecimiento. En declaraciones a El Observador, el presidente de la Cámara de Productores Porcinos de Entre Ríos, Carlos Trossero, expresó que “luego de que el año pasado fuera extraordinario para nuestra actividad, el 2015 podemos decir que termina siendo un buen año, pero con un precio que estuvo en los mismos niveles, o sea no hubo aumentos, al contrario, hubo una baja en la temporada invernal. Igualmente, la rentabilidad se mantuvo gracias a que el maíz y la soja bajó. Esto por un lado nos preocupa, en el sentido de que el año que viene habrá poco maíz”.

El dirigente indicó que “siguen los emprendimientos porcinos que estaban en marcha y hay otros nuevos que se están sumando. Hay que destacar la productividad, que es muy buena, tenemos en la provincia un promedio de 21 capones por madres/año, por encima de la media nacional, que llega a los 14. Sin dudas que Entre Ríos se perfila para ser una provincia importante en la cría de cerdos”.

Sobre las claves de este crecimiento, Trossero señaló que “hay varias razones que se complementan. En primer lugar, porque hay nuevas inversiones, también por el trabajo integrado que se viene llevando a cabo y por el apoyo del gobierno provincial, que ha sido importante, lo que nos permite decir que muchos de los establecimientos que tenemos, están entre los mejores de la región”. Recordó que “al comienzo, los productores ingresaron a esta actividad para el agregado de valor al cereal, produciendo carne, pero con el paso del tiempo, se fueron sumando otros actores, porque a la actividad la ven provisoria y con futuro. Lógicamente queda el productor histórico, que lo hace desde siempre, que se fue renovando tecnológicamente y que creció en volumen de producción”.

– ¿Se puede lograr que el argentino consuma más carne de cerdo?

– Según las estimaciones, se podría llegar a los 20 ó 22 kilos y hoy estamos en 14 ó 15 kilos, por lo que tenemos una etapa de crecimiento por delante en ese aspecto. Esto va a llevar su tiempo y para lograrlo, necesitamos seguir con una producción sanitariamente confiable, lograr un producto de buena calidad y que la gente tenga poder adquisitivo para poder comprar carne. Los argentinos comemos 120 kilos por persona, sumando la porcina, de pollo, cerdo y demás, que es producto del poder adquisitivo que tiene actualmente el argentino.

– Si bien faltaría abastecer lo interno, ¿es posible pensar también en la exportación…?

– Llegar a los mercados internacionales es un desafío que tenemos. Hemos contratado a consultores externos para hacer un plan estratégico del desarrollo de la cadena. Este año, presentamos el estudio de la cadena de valor del cerdo, con el aporte de técnicos especialistas y trabajando en conjunto con la Cámara de Cereales y con la Unión Industrial de Entre Ríos. Nos hemos reunido la semana pasada con el presidente de la UIER, Antonio Caramagna, charlando sobre estos temas, porque creemos que el eslabón industrial y el comercial todavía no se han desarrollado en la medida que lo viene haciendo la parte primaria. Hoy, el 60% de la producción entrerriana de cerdos se faena y termina en Buenos Aires o Santa Fe, siendo el 40% restante en nuestra provincia. Por lo tanto, hay que buscar en los próximos años que haya un crecimiento de la parte industrial y una mayor integración con la producción entrerriana, en eso estamos trabajando y queremos sentarnos a dialogar con el próximo gobierno y ver de qué forma podemos agregar más valor, lo que generará más puestos de empleo y más riquezas.