Una mala postura al hablar por celular, puede afectar la salud de las personas

0
0

celularesSegún estudios realizados a nivel internacional, hay personas que miran de promedio, entre 80 y 100 veces el celular por día. Muchos de ellos, al usar este implemento de comunicación, inclinan su cabeza hacia adelante, casi desplomándola sobre el cuello, creando así una presión innecesaria sobre éste. Las consecuencias futuras son dolores crónicos e irreversibles, debido a que se está dañando el cartílago y los tejidos que hay entre las vértebras. Por eso, es importante tomar algunos recaudos, como mirar los teléfonos con una columna en posición neutral, ubicándolos a la altura de los ojos, detallan los especialistas.

El kinesiólogo crespense, Rodolfo Brambilla, contó que “cada día acude más gente a la consulta por problemas cervicales y dorsales” por este motivo y detalló que “la columna cervical es la encargada de sostener el peso de la cabeza, que tiene entre 4 y 5 kilos. La primera, está preparada para tenerla en un eje, entonces cuando tenemos mucho el celular y nos inclinamos permanentemente para adelante, la cervical también hace ese movimiento, por lo que se fuerzan los músculos, las articulaciones y ligamentos, que generan a futuro, la aparición de dolores. En esa zona, tenemos una arteria encargada de llevar parte de la irrigación al cerebro. Cuando cambia la posición del cuello, esa irrigación no se produce normalmente y al cerebro le va a faltar oxígeno y eso puede traer mareos, náuseas, dolores de cabeza y demás” expresó en diálogo con Noticiero Seis (Canal 6 ERTV).

– ¿Sucede lo mismo para quienes trabajan muchas horas delante de la computadora?

– Cada uno tiene que tomar conciencia de cómo sentarse. Hay que tratar de que las computadoras estén elevadas y contar con apoya-brazos. Si uno no se concientiza de la postura, por lo general surgirán dolores. Desde que nos levantamos y salimos de la posición horizontal, estamos luchando contra la gravedad, . Cuando uno está en una mala postura, las vértebras se salen de su lugar, eso se llama subluxación: se empieza a apretar el nervio, se inflama, se irrita y empiezan los dolores. Con la quiropraxia, que es un tratamiento que realizamos en nuestro consultorio, se trata de mejorar la columna, porque desde ahí se maneja todo el cuerpo. Mientras mejor esté la misma, todo el organismo va a funcionar mejor…