Caso Waigel: “Acreedores Autoconvocados” piden cobrar en Crespo

0
5

WaigelDurante esta semana se confirmó que todas las causas (por estafa) relacionadas con la ex empresa Waigel de Crespo, pasarán a la Justicia Federal, con el objetivo de “unificar la insolvencia fiscal fraudulenta que se está tramitando contra los mismos imputados”, se explicó desde la Fiscalía. Al respecto, el vocero de la Comisión de Acreedores Autoconvocados, José Puntín, explicó a El Observador que “si bien no tenemos más información que la que surgió en los medios, a esto en realidad no lo vemos muy ventajoso, sino que sería retrasar un poco más un tema que lleva 7 años. Es como que se ‘patea’ para adelante nuevamente… Lo que queremos es que haya justicia, porque se le hizo mucho daño a la sociedad de Crespo. Son millones de pesos que involucró esta estafa, que tocó a un gran porcentaje de los vecinos y no toda era gente pudiente, sino mayormente de clase media y a personas mayores, varias de ellas fallecidas. Lamentablemente, con 7 años, todavía está sin resolver una cuestión que debería haberse definido hace tiempo”.

El dirigente valoró que se haya empezado a distribuir lo recaudado en los remates, “pero es una cifra que está super-devaluada. Lo que nos debían, hoy tendría que ser un 400% más, que es la inflación que hubo en todo este tiempo. Así cobremos un 100%, representará un 25% de la deuda histórica. Lo que por el momento recibimos los acreedores fue el 6%, que no es nada. Es decir, quien tenía acreencias por $ 10.000, cobraron $ 600, pero $ 10.000 de hace 7 años, no es lo mismo que $ 10.000 en la actualidad. En ese tiempo, el metro de chapa valía $ 25 y hoy cuesta $ 100; la bolsa de cemento, $ 24 y hoy está a $ 100. Y encima, nos hacen ir a cobrar a Paraná (sucursal de Tribunales), con el gasto que representa. Muchos abuelos que no tienen auto, deben tomar el colectivo, 2 remises (ida y vuelta a la terminal) y en una zona de mucho tránsito, para cobrar algo de lo que les sacó esta empresa. Por eso, los Autoconvocados hemos solicitado que habiliten una caja para cobrar en Crespo, pero todo es trámite y gestiones para lograr algo”.

Puntín recordó que “hay unos 1.500 acreedores de la firma y si bien, que se haya empezado a devolver algo es una señal positiva, en general hay desesperanza. Hemos llamado a reuniones y las últimas, ya no tuvieron la convocatoria de otras, porque la gente está cansada. Si a uno le deben una rueda de auto, le tienen que devolver la rueda del auto a los valores actuales. No puede ser que me paguen lo que valía hace 7 años con un mínimo interés. Es una injusticia, como otras que se dan en el país”. 

El vocero de los acreedores, también estuvo en el programa Cablevisión Crespo, que Alejandro Drescher conduce por Canal 2 CVC, donde dio algunos números que merecen un análisis profundo: “De los remates, según tenemos la información en nuestra Comisión, lo que se recaudaron fueron $ 14.000.000, más los intereses que se lograron, al estar depositados esos fondos. De ese total, se repartió más de la mitad, de hecho los primeros que cobraron fueron los que tienen privilegios, que son los ex empleados, instituciones estatales y quedó el resto para nosotros. En la próxima distribución, ya no habrá privilegios y vamos a percibir un poco más. La jueza dejó un dinero por eventuales pérdidas de algún juicio, donde haya que responder económicamente, porque todo se paga de lo que se rescata de las subastas. Hay juicios avanzados sobre propiedades de testaferros, que todavía no se han resuelto”.

“Hay que juntar unos $ 60.000.000 para decir que se pagó la deuda histórica, ahora, con la actualización, serían alrededor de $ 200.000.000 lo que se debería. La verdad que se pierde mucho en el camino, ya que se paga a los abogados, a la Sindicatura y demás gastos que se originaron. Quedan por rematar 35 lotes del predio de calle Illia de Crespo, donde podemos estimar que puedan llegar a lograrse unos $ 200.000 por cada uno y hay otras propiedades, con lo que con suerte, llegaríamos a los $ 17.000.000 o un poco más. En definitiva, quizás se cobre el 40% o 50% de la deuda a valores de hace 7 años. Si lo vemos desde el punto legal, no tendríamos porqué perder nada, se tendría que respetar y actualizar según los datos inflacionarios, ya que nosotros no hicimos nada malo para que se queden con nuestro dinero y nos devuelvan centavos y digan que se cumplió”.