M. Grande: Olgiatti narró su experiencia en las competencias de 42km

0
0

Para un atleta dedicado a las pruebas de larga duración, uno de los grandes desafíos a los que se apunta, es a estar presente en una maratón de 42km. Es tradicional que en esta zona los deportistas intervengan en las de 10km, las cuales resultan más comunes y saltan en el calendario cada fin de semana. Las de 21 suelen tener una mayor relevancia y convocatoria, puesto que es un paso más hacia el mundo de elite. Si hablamos de 42, estamos hablando de las de primer nivel.

olgiattiTradicionalmente el calendario marca la maratón de Buenos Aires realizaba hace unas semanas. Duilio Olgiatti, atleta de María Grande, se dio el gran gusto y participó de la exigente prueba. Claro, esto no se da de un día para el otro. Existe una preparación y un camino previo. “Hace mucho practico este deporte, debo llevar aproximadamente 10 años. Si bien las carreras en las que más he participado han sido de 10km y algunas de 21 (pocas de acuerdo a los años que llevo corriendo), me empezó a interesar lo que es una maratón tal como se entiende, es decir sobre la distancia correcta de los 42,195km”, explicó en el mano a mano con El Observador.

“Primero se presentó la posibilidad en 2014 de hacer esa distancia pero con la diferencia que no fue en ruta sino de ‘aventura’ en Piedras Blancas. El grupo organizador (‘Nuestro Rumbo’) ofreció tres distancias: 15km, 28km y 42 km, pensando la situación de lo que lleva a entrenarse para poder cumplir estas carreras, no lo tuve en cuenta y me decidí sin duda alguna a participar de los 42”, comentó. Hasta ahí no existían complicaciones graves, pero sí las hubo: “La carrera se realizó un domingo de junio por la mañana. Apenas amanecía cuando se largó. Además durante ese fin de semana se llovió todo, por lo que hizo mucho más compleja la prueba, pero a la vez más interesante. Logré el objetivo pero la experiencia fue mala y sentí que necesitaba una revancha”.

“Pasó un tiempo y a fines de noviembre se realizaron los 42km en Mar del Plata. Tuve la posibilidad de ir y por ser la primera vez que corrí en esa distancia, terminé realmente conforme ya que las condiciones climáticas fueron adversas por fuertes vientos. El recorrido presentó dos vueltas de 21km con 100 metros con subidas algo pronunciadas. Obtuve un registro de 3 horas 25 minutos. Fue un buen tiempo si se tiene en cuenta que no entrené para esa distancia y terminé muy motivado pensando en lo que podía venir”, añadió.

olgiatti 2Igualmente Duilio seguía con la necesidad de mostrarse así mismo que podía dar algo más. “Sentía que todavía estaba la espina de que en los 42km de aventura no había hecho una buena actuación. Nuevamente surgió la posibilidad de una revancha el 27 de septiembre en Piedras Blancas y con la organización de ‘Nuestro Rumbo’. En esta ocasión realizaron tres distancias: 15km, 28km y 50km. Esta última fue una novedad. Como necesitaba revancha enfrenté ese recorrido. Fue verdaderamente un circuito soñado de una naturaleza imponente. La carrera se puso en marcha a las 6.30 y la terminé superando las expectativas, muy conforme con los resultados. Fue durísima, sin dudas, ya que su recorrido presentó las típicas canteras y barrancas de la zona. Sentí calambres y contracturas pero tenía la obligación de terminarla y eso me llevo a quedar en el 2º puesto de mi categoría (25 a 29 años) y 21º de un total de 90 participantes aproximadamente”.

Llegó el gran día, 11 de octubre, la Maratón Ciudad de Buenos Aires, una de las competencias más importantes del país. “Todo deporte genera pasión y a mí esto sinceramente me gusta así que fui sin importar el poco periodo de descanso que tenía tras Piedras Blancas. Fui confiado sabiendo que el recorrido era bastante llano y las condiciones del tiempo eran las mejores, por supuesto que el desgaste en lo físico era una realidad, pero no era escusa. Comencé a transitar los primeros kilómetros a un ritmo considerable, pero en el km 24 empecé a sentir dolores musculares lo que me llevó a bajar el ritmo y se me fueron agotando las posibilidades de hacer el tiempo que había marcado en Mar del Plata. Terminé la carrera igual, pero con las expectativas desdibujadas”, se sinceró.

Haciendo un paralelismo entre los dos últimos años, dijo: “Se invirtieron las cosas, es decir que en el 2014 me fue mal en la aventura y bien en ruta; mientras que en el 2015 me fue bien en aventura y mal en ruta. Igualmente pienso que todo en la vida te sirve como experiencia. También si uno quiere hacer las cosas, se puede; simplemente está en plantearse cada uno buscar mejores objetivos”.

Para culminar el diálogo, mencionó que “siempre digo que a esto lo hago porque me gusta y para tratar de superarme día a día, no lo hago por competir porque no estoy en condiciones de hacerlo ya que demanda entrenamiento y dedicación, lo hago como un hobby y para darme el gusto de disfrutar y conocer lugares. Para lo que queda del año voy a seguir con algunas pruebas de 10km y prepararme de una mejor manera para afrontar carreras de larga distancia”.