Daniel Koch habló del Congreso del Frente Renovador y cargó contra Fuertes

0
2

koch 2 [1600x1200]En el Círculo Italiano de Concordia, dirigentes y referentes del Frente Renovador Entrerriano se encontraron el pasado sábado, luego de las elecciones del 25 de octubre. La reunión fue organizada por el ex candidato a intendente de esa ciudad, Eduardo Cristina, asistiendo los diputados electos Gustavo Zavallo, Alejandro Bahler, Mariela Tassistro y Daniel Koch, quienes confirmaron que se conformará la “Mesa Política Provincial” del partido, la que será replicada en cada uno de los departamentos. Estuvieron presentes además, el ex gobernador Jorge Busti, la diputada nacional, Cristina Cremer, el ex diputado nacional, Emilio Martínez Garbino, entre otros referentes.

Daniel Koch, en diálogo con El Observador, expresó que en esta reunión, “se dejó plasmado cuál será nuestra actividad el 22 de noviembre, en el balotaje, acatando lo que se expresa en el documento que se firmó en la Convención Nacional de UNA, donde Sergio Massa, dejó bien en claro que no somos de izquierda ni de derecha, decimos que no hay que hacer todo de nuevo, ni tirar todo lo viejo, pero sí hay que luchar por el 82% móvil para los jubilados, hay que ayudar a las economías regionales y sacar gradualmente las retenciones a la soja, pelear por el Impuesto a las Ganancias, entre otras propuestas que UNA les presentó a los argentinos. En ese contexto, llegado el momento, que sería una semana antes de las elecciones, haremos una evaluación para ver qué candidatos han tomado más las propuestas que teníamos en campaña, donde cada uno de los compañeros tendrá un panorama más amplio para tomar una determinación. No nos arriesgamos a ser dueños de los 5.300.000 votos que UNA logró en el país, creemos que la gente ha aprendido a vivir en democracia y será la que en definitiva terminará decidiendo”.

El legislador electo expresó que “vamos a seguir insistiendo para que la política sea una herramienta necesaria para que ayude a los argentinos y no una herramienta para 4 ó 5 vivos, que se han adueñado de los distintos partidos políticos. En vez de ser una filosofía de vida, han hecho un medio de vida de la política y eso hay que cambiarlo. Tenemos un gran desafío por delante, de volver a la militancia, que se conozca el legado que nos dejó Juan y Eva Perón, cómo se vive siendo peronista, no ese Perón que nos han querido enseñar ahora, que se ha ido reformando según la conveniencia de cada uno de los gobernantes. Entre dirigente y el dirigido no puede haber un abismo, tiene que haber lo mismo que había entre Evita y su pueblo. A mí me echaron del partido los que se adueñaron del mismo, nos usaron cuando nos necesitaron y después, nos ‘tiraron’. Yo quiero volver al partido, pretendo que la juventud vuelva al PJ, como era antes. Muchos han hecho desastres en el peronismo” opinó.

– ¿Se podrá volver a juntar a todos los peronistas, que hoy están en el Frente para la Victoria, en UNA y hasta en Cambiemos…?

– Pero los peronistas cuando escuchamos el bombo vamos todos de vuelta a la casa. Cuando haya un dirigente que tenga la conducta de peronista, que encarne un proyecto peronista, todos los que andamos sueltos vamos a volver, porque ninguno está cómodo en el lugar donde está. El pueblo, en las elecciones del domingo 25, dijo nuevamente que nadie es dueño de la voluntad…

– Luego de las elecciones hubo un gran cimbronazo en UNA de Entre Ríos, con el apoyo de Adrián Fuertes (ex postulante a la gobernación) a la candidatura de Daniel Scioli…

– No amerita ni un minuto de nuestro tiempo hablar de él. Nosotros sabíamos que políticamente Adrián Fuertes nos era infiel y eso, después de las PASO se asentó. En política todo se sabe, pero como estábamos dentro de un mismo espacio, nos teníamos que aguantar y callar. Muchos me preguntaban porqué no caminaba con él y yo les decía en voz baja lo que pensaba y que después de las elecciones, iba a saltar a la luz, como sucedió la semana pasada. Lo que no pensé, es que iba a tener la desfachatez de hacerlo 24 horas después de los comicios. Yo me quedo con una reflexión de Sergio Massa: después de las PASO, teníamos cierta cantidad de votos, se nos fueron algunos dirigentes (al Frente para la Victoria) y volamos más alto y mejoramos el porcentaje de sufragios, porque nos sacamos de encima un lastre. Lo que más molesta es que no se pueden reír de la voluntad de la gente, solamente por aceptar un cargo a futuro…

 

 

Fuertes explicó porqué apoya a Scioli

 

 

 

 

El intendente de Villaguay y ex candidato a gobernador por Unión Popular (UP)-UNA, Adrián Fuertes, sorprendió la semana pasada al anunciar que acompañará a Daniel Scioli (Frente para la Victoria) en el balotaje del próximo 22 de noviembre, decisión que fue respaldada por representantes del sector en los 17 departamentos de la provincia. Los referentes destacaron que Fuertes “fue leal con nosotros y con Sergio Massa, mientras algunos se iban y otros lo extorsionaban por los medios”. Calificaron el encuentro que mantuvo Fuertes con el gobernador electo, Gustavo Bordet, como “un gesto vinculado a lo que la ciudadanía reclama: el diálogo más allá de las diferencias y la búsqueda de consensos para resolver los problemas. Sabemos de la energía que Adrián puso en la militancia de estos últimos 2 años, conocemos los obstáculos que nuestros propios ‘compañeros’ pusieron en su camino en más de una oportunidad”, recalcaron, para lamentar “los ‘destratos’ sufridos de parte de ciertos dirigentes nacionales y provinciales de nuestro propio sector, a los que los une el común denominador, de perder permanentemente por goleada en sus territorios, logrando cargos por minoría, merced al esfuerzo de los militantes a quienes arrastran al ostracismo político para satisfacer sus ansias de poder personal”.

Fuertes expresó que “hasta el domingo 25 de octubre caminamos toda la provincia, ofreciendo a los entrerrianos una propuesta sensata, racional y positiva. Marcamos nuestras profundas diferencias con la actual gestión provincial y nacional, dijimos qué era lo que pretendíamos hacer si accedíamos al gobierno y militamos por el ‘cambio justo’ que proponía Sergio Massa. Desde nuestra crítica visión, que conservamos, expresamos que nuestra idea era conservar lo bueno y corregir las evidentes falencias del gobierno nacional y provincial y al mismo tiempo, marcamos nuestras profundas diferencias con la nueva Alianza UCR/PRO, que propone un supuesto ‘Cambio’, que no sabemos bien cuál es, pero lo sospechamos al ver a Mauricio Macri rodeado de economistas cuya única solución para los problemas del país es el ajuste, de consecuencias ya conocidas por los argentinos. Nunca resignamos nuestra identidad peronista, ni siquiera en el efímero acuerdo que forjamos con Atilio Benedetti y que el PRO y dirigentes del massismo, se ocuparon de dinamitar, garantizando la derrota de la oposición y priorizando sus intereses personales, sus rencores y el logro de bancas de diputados por ínfimos y vergonzantes resultados electorales en sus territorios. Por el contrario, siempre la reivindicamos, sin dejar de respetar la identidad de dirigentes y militantes que se sumaron a Unión Popular provenientes de diversos orígenes políticos. Nada de eso ha cambiado, salvo la salida de Massa del escenario de alternativas electorales. Nuestro candidato ya no compite por la presidencia, por lo que quedan 2 opciones: una representa el regreso al pasado del ajuste y la otra, hasta ahora, a un modelo del que nos alejamos en 2013 cuando advertimos que el poder central prefería venerar un relato en lugar de prestar atención a la realidad. Y lo hicimos sin dejar de reconocer, los logros que había alcanzado. Entonces, frente al escenario actual, donde ya no hay grises, no tenemos dudas hacia dónde debemos dirigir nuestro voto: lo haremos por Daniel Scioli. Será un apoyo cauto, pero a la vez esperanzado, con el anhelo de que el gobernador de Buenos Aires advierta, más tarde o más temprano, que su eventual gestión deberá ser necesariamente distinta. Lo haremos con la esperanza de volver a la Argentina de los superávit gemelos, a una inflación controlada y a una economía en crecimiento. Y también esperamos que Scioli entienda que los tiempos cambiaron, que no hay ninguna guerra que ganar, que los argentinos quieren más diálogo, más transparencia y más entendimiento” para finalizar diciendo que “no nos hemos movido ni un milímetro de nuestras convicciones”.