Sigue campaña en Crespo para consumir menos sal “para tener más vida”

0
4

Muñoz Vanina [1600x1200]El Ministerio de Salud de la Nación tiene en marcha la Campaña “Menos Sal, Más Vida”, que promueve la reducción de ese insumo en la elaboración del pan artesanal, con el objetivo de producir un beneficio directo en la salud de toda la población. Bajar sólo un gramo de sal en el consumo diario de toda la población evitaría que se produzcan unos 20.000 eventos cardiovasculares y cerebrovasculares por año y cerca de 2.000 muertes, se destaca desde la mencionada cartera gubernamental. Para participar, los comercios deben inscribirse, luego de lo cual recibirán las correspondientes instrucciones para utilizar la concentración de sal recomendada por cada bolsa de harina que se utiliza.

En Crespo, “Panadería Lemar” fue la primera que se sumó a esta iniciativa. Cabe aclarar que la reducción de sal que se realiza, “no es percibida por el consumidor, ya que conserva todas las características organolépticas del pan, sin embargo es una estrategia muy beneficiosa para la salud, no sólo para las personas que sufren hipertensión sino como medida preventiva para todos”.

La Organización Mundial de la Salud y otras instituciones sanitarias internacionales recomiendan un consumo medio de 5 gramos de sal al día, lo que equivale a una cucharita de café llena. El exceso, puede ser peligroso para la salud, pues la cantidad de sal que los riñones no son capaces de eliminar, se acumula en la sangre, se incrementa el volumen de ésta y el corazón se ve obligado a trabajar más para moverla. Esto incrementa la presión arterial (hipertensión), lo que puede terminar desencadenando trastornos renales y cardiovasculares (infartos de miocardio o cerebrales, insuficiencia cardíaca, entre otros). Al mismo tiempo, demasiada sal en el organismo hace que se elimine más calcio (riesgo de osteoporosis), favorece algunos tipos de tumores, como el cáncer de estómago, dificulta la función del aparato respiratorio y favorece el sobrepeso y la obesidad.

Es importante tener en claro que la sal que se añade a los alimentos, supone el 20% de nuestro consumo total de ese insumo, mientras que otro 72% se recibe de los alimentos precocinados, las conservas y otros procesados, incluso aunque no tengan sabor salado. El restante 8% es la sal que está presente de manera natural en los alimentos.

Se recomienda sustituirla por especias o limón, que dan sabor y aroma; consumir con frecuencia alimentos frescos; no salar la comida mientras se está cocinando, sino cuando el plato está terminado; enjuagar las conservas de legumbres y verduras antes de utilizarlas; no agregar sal a los alimentos infantiles preparados, entre otras sugerencias.

menos salLa titular del Área de Bromatología de la municipalidad de Crespo, Lic. Vanina Muñoz, expresó a El Observador y Canal 6 ERTV que “el propietario de Panadería Lemar (Usinger) fue el primero que trajo su formulario de adhesión para esta campaña nacional. Es importante poder brindarles esta posibilidad a las personas que tienen que consumir menos sodio. Realizó una inversión para tener una nueva etiqueta en sus productos, en la que va a estar figurando este cambio, lo que será dentro de unos meses, pero ya está trabajando con el 25% menos de sal en sus preparaciones” acotó la funcionaria.