Cómo los psicólogos pueden ayudar a deportistas, entrenadores y dirigentes

0
1

1473 PSICOLOGÍA EN EL DEPORTELa psicología se viene consolidando en el deporte y no se limita a enseñar técnicas de concentración, sino que también ayuda a mejorar la relación grupal, que se establece dentro de un plantel. Muchos deportistas de élite, recurren al “entrenamiento psicológico”, con el fin de mejorar su rendimiento, ya que les permite conocer el funcionamiento de su cuerpo y mente y así, pueden lograr una buena combinación de preparación física y psíquica. Si no se atienden ambos aspectos, explican los profesionales, “puede ocurrir que se rompa el equilibrio emocional que debe poseer el deportista sometido a tensiones específicas de su actuación”.

En el Club Atlético Unión de Crespo se conformó un gabinete para atender precisamente estas cuestiones, que no muchas instituciones de la región lo tienen implementado. El Lic. Pablo Lillo, en diálogo con Canal 6 ERTV amplió sobre el particular, diciendo que “es una idea que venía desde hace un tiempo de parte de la comisión directiva del CAUC; por ahí es raro para la gente, escuchar hablar de un psicólogo en el deporte, que generalmente se lo asocia con otros trastornos o patologías que tienen las personas. Es un cambio de mirada y con varios objetivos, entre ellos, realizar un trabajo de prevención de la deserción en el deporte”.

El profesional acotó que “en las primeras reuniones trabajamos con los dirigentes y representantes de las subcomisiones y lógicamente con los cuerpos técnicos de cada una de las disciplinas. Sabemos que el deporte colabora muchísimo con los jóvenes, porque les da una razón, a través del mismo, se trazan objetivos y una educación de vida más saludable y fundamentalmente los previene de temas conflictivos que tienen que lidiar por estos tiempos, como la drogodependencia. Tuve la oportunidad de realizar una especialidad en Buenos Aires, en el CENARD (Centro Nacional de Altos Rendimientos Deportivos) y en APDA (Asociación de Psicología del Deporte Argentina) e hice una pasantía en el Club Patronato de Paraná, cuando estaba Ricardo Zielinski como DT, donde conocí lo que es el jugador de fútbol, de cómo hay que manejarse en ese campo. También estuve trabajando con atletas de la ciudad en forma personal y sigo con algunos jugadores de fútbol juvenil y con ‘Las Hienas’ (rugby femenino). El consultorio del psicólogo deportivo es la cancha y creemos que hay muchos mitos que deben caer. Lo que está claro es que no hay que tenerle miedo a la presencia de un psicólogo en el deporte”.

– ¿Se trabajará también con los padres, que muchas veces son los que van a la cancha los fines de semana y en vez de alentar a sus hijos, se dedican a insultar a los árbitros y jugadores contrarios?

– Sí, tenemos que mirar todas las “fotografías” de la situación. Los padres son los que hacen el esfuerzo de llevar a los chicos a los entrenamientos, de comprarle el calzado y a veces pasa que por desconocimiento, no se dan cuenta que a veces una queja o un grito fuera de lugar, puede tener consecuencias. Hay que tratar de acercarse a esos papás, porque si ponen tanta pasión, es porque realmente lo sienten, entonces hay que saber cómo llevar esa energía, canalizándola de una manera más productiva. Esos mismos padres que gritan, son los que están todos los fines de semana ayudando y que también son muy importantes para las instituciones.