Hernandarias: “El comercio ilegal genera una competencia desleal”, señaló Godoy

0
2

comercioEl presidente del Centro de Industria, Comercio y Turismo (CICyT) de Hernandarias y además tesorero de la Cámara de Turismo de Entre Ríos (CATER), Maximiliano Godoy, mantuvo un extenso diálogo con El Observador en el que se refirió a la actualidad del sector, al tiempo que trató casos puntuales que se sucedieron en algunos lugares de la provincia con la aparición de comerciantes extranjeros.

En cuanto al presente del CICyT, Godoy expresó que en el centro mantiene un ritmo de actividades constante desde hace varios años y mantenemos una representación de entidades provinciales dentro de la ciudad, Puntualmente no hay instancias de defensa del comercio, que es un tema preocupante, que surge desde los socios y hay datos concretos y reales. Los rubros más cuestionados son el textil o el calzado. Es de dominio público y aquel que está informado de un noticiero o diario, sabe que una o dos veces por semana están descubriendo algún taller clandestino. Si esas prendas no tendrían salida, no existirían estos talleres, donde murió gente, donde hay trabajo esclavo, personas qye son traídas al país en forma engañosa donde les prometen una cosa y luego es otra y en un sótano o galpón muy precario los tienen trabajando ilegalmente y a destajo”.

En este sentido y ante la pública aparición de comentarios discriminatorios a comerciantes de otras nacionalidades, Godoy manifestó: “En ningún momento hemos expresado un malestar y no tenemos nada en contra del origen de un comerciante. No nos olvidemos que Argentina es tierra de inmigrantes, si estuviéramos en la época de inmigraciones, vendrían españoles, italianos y Argentina es un crisol de razas. Desde la Comisión, no se ha hecho hincapié en eso, porque está bien que así sea, lo que nos preocupa son los sistemas de trabajo, no tiene que ver con la nacionalidad, sí tiene que ver con el comercio ilegal. Porque esto se sabe y no tiene bandera, es algo que nos debería preocupar a todos, el comercio ilegal genera una competencia desleal, porque un comerciante legalmente constituido tiene una escala de valores. La situación económica más ajustada en las familias, hace que se busquen precios y por supuesto que es muy tentador ver una determinada marca a mitad de precio de lo que uno está acostumbrado a verlo. Lo primero que se piensa, es que el comerciante es un usurero y remarca con grandes márgenes y está haciendo un negocio muy importante y a veces no es así, el precio real es del comerciante bien constituido, porque va y lo compra a un proveedor, a un distribuidor con una marca legítima, tiene costo de traslado, de fletes, cargas impositivas, los servicios que llevan a tener un local, empleados, que sabemos que influyen en el valor de los productos que vendemos. Después está el tema de las microeconomías, que lo mismo que pasa en Crespo, también ocurre en Hernandarias y otras localidades, donde los sujetos económicos internos son muy frágiles, es otra cosa que la gente no entiende. Nuestras economías locales son muy endebles en ese sentido, porque la aparición de grandes cadenas va a generar el cierre de comercios que hace varios años están radicados. Son emprendimientos familiares que tienen un empleado de toda la vida, comparten con él, lo apoyan y los vínculos que hay en esos comercios no se dan en las grandes cadenas”.

Al ser consultado sobre si existe una fórmula para que convivan estos negocios, Godoy aseguró: “Partamos de la base que contra la ilegalidad no hay forma de competencia sana, porque si tengo una prenda que fue confeccionada en un taller clandestino con una mano de obra que a lo mejor lo hace por un plato de comida, sin impuestos en la cadena, por más que hagamos ofertas, no se puede competir. Nosotros venimos denunciando que uno ve una persona que tiene un trabajo en relación de dependencia en algún lado, en sus ratos libres se va a hacer un tour de compras a Buenos Aires y después sale a vender a domicilio, eso también es competencia desleal. A lo mejor la ropa fue adquirida en buena fe, pero la forma de comercializarlo es informal porque no está inscripto. En tanto otros comerciantes vienen trabajando en forma mecánica, van por su tercera generación, entonces están acostumbrados a un sistema de venta tradicional. Pero el mundo cambió, hoy la presentación, la publicidad, los costos son otros y muchos de esos comerciantes no se han ‘aggiornado’y no se están adaptándose a estos tiempos modernos”.

Ante esto, Godoy señaló que para el sector son sumamente importantes las capacitaciones que se brindan desde la entidad que dirige, señalando que, las mismas son gratuitas y lamentablemente son pocos los que asisten. “Hay comerciantes que están aferrados a los usos y costumbres y piensan que el negocio se salva de la vidriera para adentro. Limpio la vidriera, le paso lustra muebles al mostrador y me quedo esperando que entre un cliente. Y hoy tener un comercio implica mucho más, capacitarse, recorrer, consultar proveedores, hacer buena publicidad, tener presencia en el mundo digital. En ciudades como las nuestras es fundamental trabajar con los jóvenes que tienen todo para aprender, ya que en casos, no se le puede exigir un cambio a una persona mayor, que a lo mejor hace 25 años conduce su negocio de la misma manera. Por ello, desde el Centro Comercial, permanentemente se brinda el asesoramiento y la capacitación respectiva e invitamos a los propietarios y titulares de las diferentes firmas a que se acerquen y aprovechen esta ayuda y así juntos podremos abordar las distintas temáticas del sector y prevenir situaciones negativas que perjudique la actividad comercial en cada uno de los rubros”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here