Básquetbol: Anahí Herrera de L.Picada, una joven promesa del equipo arbitral

0
0

1473-LA PICADA-ANAHÍ-HERRERA-2La joven oriunda de La Picada, Anahí Herrera, fue convocada nuevamente a formar parte del equipo arbitral que estuvo a cargo de conducir el Argentino de Selecciones U14 y U17, llevado a cabo desde el 14 al 19 de julio en la ciudad cordobesa de Embalse como sede principal, teniendo a Río Tercero y Tacancha como subsedes.

Con 18 años y un futuro prometedor, El Observador mantuvo una comunicación con la joven para ahondar en los detalles y para conocer más sobre su profesión, proyectos y anhelos y acerca de su carrera que crece a pasos agigantados y sus sueños no se quedan atrás.

En este sentido, Herrera dijo que “pertenezco a la Escuela Argentina de Árbitros de Básquetbol (EAAB) y estoy en el primer año de la Licenciatura en Kinesiología y Fisiatría. Actualmente estoy viviendo en Villaguay por cuestión de la carrera que estudio, pero mi pueblo natal es aquí”.

– ¿Cómo fueron tus inicios en el deporte?

– Comencé jugando al básquet en equipos de Paraná, participé en las ligas provinciales, campeonatos nacionales, formé parte del seleccionado paranaense y de Entre Ríos durante varias temporadas. Hace dos años decidí comenzar con el arbitraje a la par de ser jugadora, hoy día sigo entrenando y dirigiendo, teniendo como prioridad esto último.

En la actualidad dirijo en la filial de Villaguay, donde desde el primer momento me brindaron todo su apoyo y me han dado una amplia confianza, arbitro los torneos federativos por la FBER donde también desde el año pasado me acompañan y me ayudan en todo lo que necesite. Estuve en campeonatos argentinos y formé parte del grupo que dirigió la primera edición de la Súper Liga Femenina Argentina y fue un orgullo para mí estar presente en un torneo de tanta relevancia e importancia.

– ¿Cuál fue el motivo para llegar a ser árbitro?

– Fue por interés propio, al ver el mundo del arbitraje desde adentro y conocer las reglas. Empecé dirigiendo en la filial de Paraná, además lo veía a mi hermano arbitrar y viajar a distintos lugares y me fascinó la idea de también estar en el mismo lugar. Me motivó también el hecho de disfrutar del básquet desde otro lugar, que no sea el de jugadora, me interesa conocer equipos y deportistas nuevos, realidades de los diferentes clubes y más que nada, es muy interesante el grupo humano que conforman los árbitros y la gente que rodea a este deporte. Me gusta superarme día a día en esta profesión y mejorar todos los aspectos posibles, para volcarlo en cada uno de los partidos que arbitro.

– ¿Cómo ves el rol femenino dentro del arbitraje?

– Actualmente la mujer está tomando mayor firmeza y está ganando más lugar en el arbitraje, se le está dando más importancia gracias al grupo femenino que hemos conformamos en el país y que nos hacemos escuchar, exigiendo reconocimiento a la par de los hombres. La mujer obviamente es menos aceptada en el ambiente y tiene que hacerse fuerte, pero poco a poco vamos abriendo más fronteras para nosotras mismas y las que vienen. Estoy en un grupo en el que me siento muy cómoda y entre todas nos ayudamos a salir adelante.

– ¿Qué proyectos se te presentan a futuro?

– Espero recibirme en la carrera que elegí, en cuanto a lo arbitral, seguiré creciendo sin límites y porqué no, soñar con un futuro en torneos internacionales. Pero por ahora sigo mejorando aspectos en lo personal para mi propio progreso y desarrollo, ayudando en todo lo que pueda a quienes los necesiten y vivir las mayores y mejores experiencias posibles.

– ¿Cuál es el rol de tu familia en este desafío?

– Gracias a mi familia y a su apoyo incondicional hoy puedo hacer todo lo que hago, sin su confianza y su aporte nada sería lo mismo, hasta en lo más mínimo, ellos están siempre a la expectativa de que todo salga bien.

También tengo que agradecerles a personas muy importantes, que diariamente me aconsejan para que pueda seguir mejorando, que desinteresadamente me brindan su tiempo para mi crecimiento personal. Les agradezco a Javier Mendoza, Juan Manuel Maldonado, Franco Giorello, Oscar Sosa, quienes fueron pilares fundamentales en mi carrera arbitral, los cuales a pesar de mi edad confiaron en mí y me brindaron todo su apoyo y cuando los necesité siempre estuvieron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here