EE.UU: Lanzaron la guía para diseñar ciudades con calles más seguras

0
1

Calles-mas-seguras.jpg_973718260El 23 de julio en Washington DC, Estados Unidos, se presentó  la publicación Ciudades más Seguras por Diseño. Es una guía práctica para el diseño de calles y comunidades más seguras, que pueden reducir las muertes de tránsito y mejorar la calidad de vida de los habitantes. Más de 1,3 millones de personas mueren en accidentes viales en todo el mundo, siendo esta la principal causa de muerte en las ciudades, especialmente en los países en desarrollo.

En Paraná, durante los primeros tres meses del año se repitió el perfil del último trimestre de 2014, con un descenso importante” en los accidentes de tránsito que involucran a motociclistas. “Se contabilizaron  13 accidente graves y tres muertos. “Esto significa que pudimos mantener el fuerte descenso, pero no hemos logrado bajarlo más””, explicó en aquel momento el jefe de Terapia Intensiva del hospital San Martín, Guillermo Grieve.

“Con el diseño urbano adecuado podemos hacer las ciudades más habitables, con calles más seguras para todos”, dijo Ben Welle, asociado senior del World Resources Institute (WRI) y uno de los coautores de la publicación. “A medida que las ciudades de todo el mundo se expanden rápidamente, hay una necesidad urgente de diseñar comunidades  compactas y conectadas, con poco tráfico y calles que promueven caminar, andar en bicicleta y con mayor accesibilidad al transporte público”.

En abril de este año, cuando se celebró el Día Mundial de la Bicicleta,  el secretario de Planificación de la Municipalidad de Paraná, Guillermo Federik, aseguró a UNO  que iba a presentar el proyecto de las ciclovías a la intendenta, Blanca Osuna.

Pasaron tres meses y todavía no hay novedades oficiales al respecto,  pero las calles tienen cada vez más ciclistas, más allá de que nunca se incentivó el uso del rodado como medio de transporte.

Lo interesante de esta nueva guía realizada por el WRI Ross Center para Ciudades Sustentables,  es que incluye más de 30 recomendaciones específicas de diseño urbano para los planificadores urbanos y políticos.

Las propuestas  

Ciudades más Seguras por Diseño destaca dos formas de mejorar la seguridad vial en las ciudades: en primer lugar, mediante la construcción y adaptación de los entornos urbanos para reducir la necesidad de viajes en vehículos individuales; y en segundo lugar, mediante la reducción de velocidad de los vehículos en las zonas donde los coches, los peatones y los ciclistas se mezclan. El informe se centra en mejorar  la infraestructura peatonal, ciclista y el transporte masivo.

La guía contiene ejemplos de ciudades densas como Tokio, una ciudad orientada al tránsito; tiene una tasa de mortalidad vial de 1,3 por cada 100.000 habitantes, comparada con Atlanta, Georgia, que tiene 9,7 por cada 100.000 habitantes. Muchas ciudades en países de bajos y medianos ingresos tienen tasas de accidentes más altas, o carecen de un reporte de datos correcto. Pero la guía también ofrece ejemplos sobre la Ciudad de México, Río de Janeiro, Estambul, Nueva York, París y otras ciudades.

Ciudades más segura

Ani Dasgupta, director global del WRI Ross Center para Ciudades Sustentables aseguró: “Las ciudades y las calles pueden ser diseñadas para proteger la vida, o se adhieren a políticas del status quo que ponen en peligro a cientos de millones de personas en las ciudades grandes y pequeñas. Esta investigación demuestra con casos sólidos que el diseño estratégico y las medidas basadas en pruebas pueden proteger mejor a esas vidas”.

La publicación contiene recomendaciones gráficas de elementos de diseño probados para mejorar la seguridad vial, incluyen: diseño urbano que tenga  cuadras más pequeñas, conexiones frecuentes a la calle, calles más estrechas, y el acceso a destinos en los entornos urbanos compactos que aligeran la necesidad de desplazarse en vehículo.

También hace referencia a las medidas de “pacificación del tráfico”, como reductores de velocidad, chicanas, extensiones de las aceras, incremento de pasos peatonales y otros elementos; habla de “arterias e intersecciones que reducen los conflictos entre los usuarios de la vía, proporcionando cruces claros con islas de refugio”, algo parecido a las famosas punteras de Paraná que tanto revuelo causaron hasta que los conductores dejaron de chocarlas.

Dicen que las instalaciones peatonales ayudan, como las de 25 de Junio y Cervantes, entre Buenos Aires y San Martín hasta pasar a las “zonas exclusivamente peatonales” en algunos días de la semana.

El informe que se presentó la semana pasada y que está circulando por el mundo resalta la necesidad imperiosa de organizar “redes de ciclistas que cuenten con ciclovías protegidas y una atención especial al diseño de las intersecciones” para que esto funcione acorde a las necesidades del siglo XXI  es fundamental que mejoren las condiciones de seguridad en los corredores de transporte masivo y alrededor de las estaciones. “Diseño y seguridad van de la mano. Hacer ciudades más seguras no solo es un cambio en el comportamiento, se trata también de la creación de un entorno urbano que reequilibra el uso del espacio público entre los peatones,  ciclistas y automóviles, asignando prioridades y reduciendo las velocidades de los vehículos”, dijo Ellis Juan, coordinador general de la Iniciativa de Ciudades Sustentables y Emergentes (ESCI), del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). “Esta guía ofrece consejos prácticos que funcionan tanto para las metrópolis más grandes del mundo, como para las crecientes ciudades  en desarrollo”, enfatizó.

La guía contribuye aumentando el conjunto de investigaciones sobre cómo mejorar el diseño urbano para las personas en los países en desarrollo. Personal y socios del WRI Ross Center para Ciudades Sustentables  llevarán a cabo talleres y proyectos  en países como Brasil, China, India, México y Turquía para identificar las mejores prácticas e incorporar adicionalmente  nuevos ejemplos en futuras ediciones de esta publicación. La investigación, que por ahora está solo disponible en inglés, fue realizada mediante fondos de Bloomberg Philanthropies, la fundación del polémico exalcalde de Nueva York.

El uso del casco, los controles y el transporte 

En Paraná las calles están llenas de vehículos motorizados particulares porque el transporte público de pasajeros es deficiente. Cualquiera que se toma un colectivo sabe que las esperas siguen siendo largas y los recorridos muy extensos.  En este contexto los paranaenses se subieron a las motos y comenzaron los accidentes. La Municipalidad salió a controlar el uso del casco  para evitar las muertes o las graves lesiones que colapsaban el hospital público  con pacientes que caían como moscas.

Después de la concientización y los controles, en donde se vivió una etapa de “todos con cascos” ahora  advirtió una baja en el uso del protector del 85% al 70%, pero con un 20% que no está adecuadamente colocado según las cifras que manejan en el hospital San Martín.  “Esto debe ser un fenómeno de alerta, porque si no volvemos a tener un 85% o 90%  de uso de adecuado de casco y control de las medidas, esto se va a proyectar sobre el próximo trimestre””, advirtió en aquel momento Grieve. Por estos días se conocerán las nuevas estadísticas.

El profesional está seguro de que se pueden bajar los 10 accidentes graves por trimestre”.

Las cifras oficiales marcan que desde el  12 setiembre de 2014  hay un 59% de descenso de accidentes graves”.  En el primer trimestre de 2014 hubo 31 accidentes graves y en el mismo período de este año  se registraron 13. En tanto, en enero, febrero y marzo de 2014 se constataron  siete muertes, mientras que en los mismos meses de 2015, murieron tres personas.  En el caso de que se realicen las ciclovías también servirán para bajar  las trágicas estadísticas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here