Lo que dejó la visita a Crespo de Carlos Páez, sobreviviente de la “Tragedia de Los Andes”

0
1

los andesEn ocasión del 20° aniversario de la empresa Tecnovo, estuvo en Crespo para brindar una conferencia, el empresario, publicista, escritor y ex deportista uruguayo, Carlos Páez (61 años), quien fue uno de los 16 sobrevivientes de la “Tragedia de Los Andes”, ocurrida en 1972. Integrando el equipo uruguayo Old Christians Club, viajaba a Chile con otras 44 personas, de las cuales murieron 29 en el choque contra la cordillera del avión que los transportaba. Quienes pudieron sobrevivir, entre los que estaba Páez, debieron pasar por duras penurias durante 72 días, hasta ser rescatados.

Páez, en diálogo con los medios de prensa locales, comentó que tras este histórico suceso, se dedicó a tareas agropecuarias durante varios años, ingresó en la actividad publicitaria y actualmente se dedica a ofrecer charlas en el mundo entero. “Es bueno que estas conferencias sean de acceso al hombre común, porque esta historia es extraordinaria, protagonizada precisamente por gente común. Hay 3 películas, 9 documentales y 23 libros que se escribieron con la misma” destacó.

Cabe acotar que de las 45 personas que viajaban, 13 murieron en el accidente o poco después (entre ellos, 4 de los 5 miembros de la tripulación); otros 4 fallecieron a la mañana siguiente y en el octavo día, murió uno más. Dos semanas después, una nueva tragedia se cernió sobre el aparato siniestrado, ya que un alud se deslizó y sepultó los restos del Fairchild FH-227D, muriendo 8 personas asfixiadas bajo la nieve, incluyendo al capitán del equipo, Marcelo Pérez. A mediados de noviembre, fallecieron 2 nuevos jóvenes, a causa de la infección de sus heridas y el 11 de diciembre, moriría la 29ª y última víctima por la misma causa. Los 16 sobrevivientes tuvieron que enfrentarse a duras condiciones ambientales (temperaturas que llegaron a ser de -42 °C), sin vegetación ni animales con los cuales pudieran alimentarse.

– ¿Siente que nació de nuevo…?

– Más que nacer de nuevo, me di cuenta de lo que era yo. Hasta ese momento, era un chico “malcriado”, consentido, al que le llevaban el desayuno a la cama, que tenía niñera… Y de pronto, te encontrás con una realidad con 30 grados bajo 0, sin ropa, sin comida, sin tus padres. Protagonizar la historia más gigantesca de la humanidad, evidentemente me cambió la vida… En un principio, me metí por caminos equivocados, sobre todo cuando te hacen famosos sin vos merecerlo, porque yo no me merezco una fama y entré en senderos complicados, me metí con la droga, con el alcohol, pero un día, después de haberla peleado tanto por la vida, gracias a otro grupo, empecé a salir del flagelo de las adicciones y llevo 23 años sin consumir… Hace un mes murió Javier Methol (uno de los 16 sobrevivientes) y les escribí a todos diciendo que la muerte de él, nos hace dar cuenta que no somos inmortales…

– ¿Cuándo comenzó a brindar conferencias?

– Primero armé la página web de los sobrevivientes, que no la teníamos y me llamaron desde México. No tenía idea de dar una conferencia; recuerdo que cuando llegué y me preguntaron si ya la tenía estructurada a la charla, saqué del bolsillo un papelito con 4 puntos y les dije, “esta es mi estructura”. Y ahí di una conferencia para 1.400 personas, que fue un éxito; después otra en Guadalajara con 800 espectadores y en México capital, con 1.000 y fue en ese momento que me llevó de modelo la Cervecera Corona y di varias conferencias para ellos… De ahí en más, no paré y tengo dadas casi 1.000 desde 2001. La mayoría es a empresarios, personal de las secciones de ventas de las compañías y también las doy en las escuelas, donde apunto a la lucha contra droga, que es un aporte que hago a la sociedad

– ¿Siguen relacionados los ahora 15 sobrevivientes?

– Nos seguimos viendo todos los 22 de diciembre, que es el día en que aparecimos, en 1972 y el 13 de octubre, que fue cuando se cayó el avión, donde participamos de una misa. Ahora que murió Javier, la idea es juntarnos una vez por mes. Fuimos muy unidos, pero la vida continúa… Mi relación con los sobrevivientes es la misma que tenés con tus compañeros de una clase, con algunos sos más amigos y con otros menos… 

– ¿Ellos también brindan charlas?

– Somos 4 ó 5 los que damos conferencias. No es fácil, me tocó dar una para 10.000 personas en el auditorio nacional de México, que fue impresionante, nunca había visto una cosa igual, pero es increíble lo que le apasiona a la gente esta historia y muchas veces me pregunto, ¿por qué es así…? Y creo que se da eso, porque es una historia de personas comunes y no de gente superdotada… 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here