Más repercusiones sobre el niño que se descompensó en una escuela de Crespo

0
3

Mamá [1600x1200]Crespo, hace algunos días, fue noticia nacional en muchísimos medios, luego de que un niño sufriera una descompensación en una escuela local. Una directiva de la institución habría llamado al sacerdote Juan Franck, quien le dio una “bendición”, lo que muchos medios interpretaron como un “exorcismo”. Una de las agencias nacionales de noticias del país tituló “Un cura exorcisó a un chico en el patio escolar al considerarlo ‘poseído’ y desató la polémica”, lo que fue reproducido por miles de medios argentinos (radios FM, diarios y televisión). Mientras tanto, una de las páginas web más vistas del país publicó: “Polémica y misterio en Entre Ríos: un cura asegura que exorcizó a un alumno en el patio del colegio” y hasta hubo medios provinciales que también usaron la palabra “exorcismo”. Hay que recordar que los sacerdotes necesitan una autorización especial de su obispo para llevar a cabo el “rito”, lo que muy rara vez se concede y mucho menos dentro de una escuela. Sí están autorizados a realizar una “bendición”, lo que en este caso se llevó a cabo.

La mamá del menor, en diálogo con Canal 6 ERTV dio su testimonio y lamentó que este caso haya trascendido las fronteras de la ciudad y de la provincia. “En todos los medios salieron diciendo que el chico estaba ‘endemoniado’, que el Padre Juan había hecho un exorcismo, pero no es la verdad. El Padre Juan vino a charlar conmigo, me dijo que habían hablado muy mal de él, que decían que entró porque iba pasando por frente a la escuela, cuando no fue así, a él lo llamaron, por eso fue y más porque se trataba de un niño. Con él está todo bien, llama todos los días y me pregunta cómo anda mi hijo, él no tiene la culpa. No hizo un exorcismo como salió publicado en muchos medios”.

– ¿Qué le ocurrió a su hijo…?

– Por lo que me informaron, tengo entendido que empezó con un problema de convulsiones en el patio y cuando llego a la escuela (avisada por los directivos) estaba el Padre Juan con él, dentro del aula. No había ningún otro chico y con ellos, estaba la maestra de 5° Año, la vicedirectora y 2 ordenanzas. Estaba con convulsiones, nada que ver con lo que dicen… Lo acusan al Padre Juan de cosas que no hizo, él le echó agua bendita, le rezó, le dio una cruz, pero nada más… Lo que sí cuestiono es que la escuela debería haber llamado a un médico… Él ya había tenido una semana antes una situación parecida, pero no tan fuerte. Ahora le estamos por hacer todos los estudios para ver qué es lo que tiene… Ni yo sé lo que tiene… Lo tuve que tratar todo el 2013 y en 2014 me lo llevaron (el Consejo Provincial del Niño, Adolescencia y Familia para su resguardo). Se lo quitan a uno por cosas que no tienen nada que ver y lo depositan en un lugar…

– ¿Habló con directivos de la escuela…?

– Sí, tuve una reunión con los directivos y con la supervisora. Mi hijo necesita mucha atención, es más, yo no tendría que trabajar porque requiere de todo mi cuidado. Yo trabajo y no debería dejarlo con cualquiera, porque no saben de la situación…

– ¿Tuvieron algún problema luego de lo que se informó masivamente en todos los medios…?

– Y le gritaban que era endemoniado, incluso él me dijo que no podía ir a la escuela porque era un chico loco y yo lo expliqué que solo tiene ciertos problemas, lo que debería ir acomodándose con la medicación, pero eso lleva un tiempo, porque no se puede hacer milagros…  Mi hijo hoy está bien, pero hay que estar siempre alerta… La semana pasada, estábamos tranquilos sentados y vino de repente y la quiso agredir a la hermana mayor y nadie le había hecho nada… Tiene 11 años, pero tiene mucha fuerza… Un día me agarró del cuello y si no estaba mi yerno…. Es bravo… Ahora le haremos los estudios, hay que hacerle un electrocardiograma, una tomografía… Puede ser un chico autista, porque por ahí se encierra solo y no quiere ver a nadie… 

– ¿Necesita de alguna ayuda de la comunidad?

– A los pasajes para viajar por los controles médicos, me los da la municipalidad. Estoy agradecida, porque me ayudan y aparte, cuando fui a pedir trabajo, me lo dieron. No me gusta faltar, pero tengo mis obligaciones con mi hijo también…  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here