Rosario del Tala: El Club de Pesca y Remo celebra su 58° aniversario

0
1

25960_374746232742_4535858_nEste  martes 7 de julio, el Club de Pesca y Remo cumple 58 años de vida institucional. Para conocer más detalles de la actualidad de la entidad, El Observador dialogó con su vicepresidente, Ricardo Hartmann, quien informó que actualmente el club tiene 500 socios y el próximo 23 de julio realizará su asamblea para renovar autoridades. Sobre los festejos por este nuevo aniversario, comentó que están organizando una travesía de Altamirano a Tala en canoa, una cena y depositarán ofrendas florales en homenaje a los socios fallecidos. En referencia a los ingresos y a las obras que se realizan en el club, el dirigente comentó que “tenemos una rifa anual con cuya recaudación podemos hacer construcciones por lo que el año pasado se hizo un tinglado y ahora estamos edificando la parte de la cocina. También con el tema de las embarcaciones trabajamos con canotaje y tenemos una fecha todos los años. Contamos con un malacate, pronto a colocarlo, gracias a algunos socios que nos donaron un motor y nosotros hacemos la construcción y bajada de lancha. Compramos todas las embarcaciones para las rifas del año que viene, con lo cual tenemos un proyecto a largo plazo de cinco o seis años para mejorar las instalaciones. Por todo eso, también hacemos una tarea importante en cuanto al turismo, ya que contamos con camping, senderismo, que se armó en conjunto con el municipio es un circuito de seis kilómetros y se realizó un libro sobre 40 especies de aves que se encuentran en el parque”, contó.

En cuanto a otros proyectos a futuro, Hartmann adelantó que “está previsto hacer dos quinchos, seguramente este año todavía y queremos construir una estructura con baño y armar un predio para la escuela de canotaje y las embarcaciones de socios”, indicó.

Historia

El club comenzó a funcionar el 7 de julio de 1957, merced al empuje de un grupo de jóvenes que le interesaba tener un lugar en el río. Con esa pujanza, después de más de cinco décadas, se pueden contar muchas historias de compromiso desinteresado de sus integrantes. La idea era ambiciosa, pero en los comienzos no se tenía ni uno solo remo, siendo la primera canoa obsequiada por Alfredo “Fito” Bahler. Luego, los primeros dirigentes de la entidad, fueron construyendo con sacrificio sus canoas, que siempre estuvieron a disposición de los socios y tenían el amarradero debajo del enlace vial. El 20 de junio de 1972, las mismas terminaron aplastadas por la caída de dicho puente carretero.

Siguiendo el legado que dejaron sus precursores, hoy un grupo de gente entusiasta le sigue dando vida a esta institución que está instalada en la comunidad, que crece año a año y que se proyecta importantes metas y desafíos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here