Crespo: Waigel habló de sus 30 años como pediatra, pedidos por guardias y neonatología

0
5

waigel gloria 1 [1600x1200]El pasado 8 de junio, la Dra. Gloria Waigel cumplió 30 años como médica pediatra. La profesional, quien hasta los primeros días de este año fue titular de la Dirección provincial de Salud Materno-Infantil, contó que a este nuevo aniversario “lo voy a celebrar como siempre lo hago, que es trabajando. Disfruto de esta profesión, pero ahora con menos horas de atención. Llegué a dar hasta 15 ó 20 turnos, ahora trato de que sean menos y sigo con las guardias, que siempre cuesta un poco llevarlas adelante. Sucede que no hay pediatras que quieran hacer las de la recepción de los bebés, no a todos los colegas les gusta estar con recién nacidos, entonces siempre somos los mismos los que hacemos dichas guardias. Yo ya tengo 30 años de profesión y no es que quiera dejar de trabajar, porque me siento bien, disfruto de lo que hago, pero por ahí me gustaría hacer otras cosas que no he podido realizar”.Waigel, en diálogo con el programa “Crespo en Vivo”, acotó que “soy una ‘pediatra abuela’ que atiendo a pacientes que son hijos de los que atendía hace algunos años. Creo que se acordará más la gente que yo, de lo que alguna vez vivieron conmigo. A veces me dicen: ‘¿se acuerda doctora?’ Y yo no sé si me acuerdo, he recibido a miles de chicos y algunos sí, me han quedado en mi mente”.

– Uno de los temas que están en el debate hoy en Crespo es sobre la falta de guardias pediátricas, ¿cuál es su opinión, con 30 años de carrera?

– No es fácil en este tiempo de la vida que estamos, poder llevar una carrera y tener la vocación de servir. Los profesionales quieren tener sus horarios y disfrutar de la vida, que no está mal, pero creo que hay que ver lo que uno elige en la vida ser y lo que uno quiere hacer… La medicina de por sí es una vocación de servicio y más que nada la pediatría, la neonatología y la obstetricia, demandan tiempo y mucho esfuerzo…

– ¿Puede Crespo tener una sala de neonatología como se solicita desde algunos sectores de la comunidad?

– No tenemos una de esas salas, porque Paraná está muy cerca. Todo neonato menor de 35 semanas, necesita de un cuidado intensivo y hay que estar observándolos todo el tiempo para ver la evolución, ver cómo están hora a hora y no pasa solamente por una cuestión de equipamiento, sino de profesionales que estén al lado del bebé y de enfermeros que estén dedicados a la neonatología. Hoy no se justifica en Crespo tener un cuidado intensivo neonatal, porque a los pocos minutos estamos en Paraná y fundamentalmente porque no tenemos los recursos humanos para eso. Para las 24 horas, debería haber turnos de enfermeras y médicos con esa especialidad, que cuiden a ese niño… Cuando las circunstancias así lo indican, por ejemplo un niño que nació con un stres respiratorio, que en 24 horas sabés que va a estar bien, lo hemos atendido en Crespo, pero en otros casos, es necesario derivarlos…