Expertos creen que los nacidos en enero tienen más chances de triunfar en el deporte

0
4

futbolPara ser un jugador exitoso de primera división, parece que hay que nacer en enero. Al menos, un estudio realizado por el especialista en métrica y consultor de Google, Alan Daitch así lo refleja.   ¿Cómo llega a esa conclusión? Para ello, analizó a 929 jugadores de fútbol de primera división de Argentina y los dividió según su mes de nacimiento. El resultado indicó una “sobre-representación” de más del doble entre el primer trimestre del año y el último. Jugadores que nacieron en diciembre: 48. Jugadores que nacieron en enero 126. Es decir: por un mes de diferencia, hay casi el triple de jugadores.     La idea de este estudio surgió a través del libro “Outliers” de Malcom Gladwell, en el que nombra un relevamiento similar que se hizo en Canadá en 1985 sobre los jugadores profesionales de hockey de un equipo. La conclusión fue la misma: hay una sobre-representación de los nacidos al comienzo del año.   Según explica Daitch, en el deporte se estudia algo llamado RAE (Relative Age Effect), es decir, la ventaja que tiene un deportista por sobre otro según la diferencia de edad.   Para estar entre los mejores jugadores sin dudas son necesarios algunos dotes como el talento y la inteligencia. Pero, sí hay un factor común en todos los deportistas profesionales y es el tiempo de entrenamiento. Es por ello que la gran mayoría comienza desde chicos y cuanto mayor es el entrenamiento, mayores son las probabilidades de llegar a jugar en primera.   Para explicar este fenómeno, el foco está puesto en el proceso de nivelación. Los niños están divididos por “categorías”, según el año de su nacimiento. Sin embargo, no siempre es del todo equitativa: “Si yo nací en enero de 1989, voy a estar jugando junto con alguien que nació en diciembre del mismo año y por lo tanto voy a ser 11 meses mayor. ¿A quién le importa esto? Ahora que tengo 25 años, no mucho. Sin embargo, cuando somos chicos tener 4 años o tener 4 años y 11 meses se suele notar en lo físico y mental”, ejemplifica el experto argentino.   Se pregunta Daitch: “Por lo tanto, separando a los chicos por categoría otorga una ventaja competitiva a quienes hayan nacido al comienzo del año. La pregunta entonces es: ¿por qué, si varios años después esta diferencia desaparece, los nacidos a comienzo de año prevalecen en su ventaja para lograr jugar en primera?”   Y lo compara entonces con “su sobrino” de 6 años quien va a jugar un torneo de fútbol a un club de barrio. Como nació en enero, es posible que sea más ‘grandote’ y juegue mejor -que sea probable no significa que siempre sea así-, aclara, sino que estadísticamente suele ser así.   Como “juega mejor”, puede que entusiasme a la gente del club, al director técnico y así, juegue en mejores equipos aumentando sus entrenamientos. “Como lo vamos a hacer jugar más que el resto, al año siguiente les va a sacar todavía más ventaja. Algo que comenzó como una ventaja etaria comienza a aumentar la diferencia de calidad como jugador del resto por el proceso de selección social que se da”.   Por lo tanto, la conclusión que sugiere el estadista es que cuando este sobrino llegue a los 20 años, va a tener muchísimo más tiempo de entrenamiento y partidos que los compañeros a los que no se les vio un “talento” cuando eran más chicos.   Para cerrar, deja abierto un debate: “¿Qué pasaría si el corte de promociones se equiparara como el corte de edad escolar? (junio-junio). “Seguramente los resultados serían completamente otros” publicó Infobae.