Detalles sobre una grave enfermedad desencadenada en muchos casos por el estrés: “Miastenia gravis”

0
1

M155/0403La “Miastenia gravis”, por la cantidad de pacientes que afecta, es considerada dentro de la categoría de “enfermedades poco frecuentes”. Se trata de un trastorno neuromuscular autoinmune y crónico, caracterizado por grados variables de debilidad de los músculos esqueléticos del cuerpo. La denominación proviene del latín y el griego y significa “Debilidad muscular grave”, que se inicia con un cuadro insidioso de pérdida de fuerzas, las que rápidamente se recuperan con el descanso, pero que reaparece al reiniciar el ejercicio.

Pablo Martínez, dirigente del Grupo de Ayuda Miastenia Gravis de Entre Ríos (GAMER), resaltó que el problema radica en que si bien es una enfermedad poco frecuente, está en franco ascenso. “De un caso de MG cada 100.000 habitantes se pasó a uno cada 20.000 personas”, remarcó. Fundamentó que en estudios realizados en Europa y Latinoamérica, en los últimos 5 años se relevó que “el 85% de los casos de MG están desencadenados por estrés. En Colón por ejemplo, hay 20 personas con miastenia, que es un número importante. Nosotros apuntamos al apoyo psicológico, a la difusión y al acceso a la información”, resumió.

Para profundizar sobre la enfermedad, Martínez destacó que “la miastenia no es contagiosa y no es hereditaria”, pero quienes la padecen se encuentran “imposibilitados de moverse, trabajar, sostener económicamente a su familia: es incapacitante”.

Ciertos músculos, tales como los que controlan el movimiento de los ojos y los párpados, la expresión facial, la masticación, el habla y la deglución (tragar), pueden verse afectados, por esta enfermedad. También los músculos que controlan la respiración y los movimientos del cuello y de las extremidades. Por eso los síntomas, que pueden afectar a niños o adultos, generalmente son no poder caminar; no poder levantarse; tener los párpados caídos; vista doble; sequedad en la boca; dificultad para respirar, entre otros.

Especialistas afirman que un 10% de los pacientes de “Miastenia gravis” padecen timomas (tumor del timo, un órgano linfoide ubicado detrás de la parte superior del esternón). La mayoría son benignos, pero son localmente invasores, por lo que se recomienda obtener una tomografía computarizada o una resonancia magnética de tórax en todo paciente diagnosticado.

Las personas que padecen MG, pueden reanudar una vida normal con un tratamiento adecuado. La timectomía o extirpación quirúrgica del timo, está ganando aceptación en el tratamiento de esta enfermedad, debido a los resultados, eficacia y consecuencias observados, se explicó. Está indicada en todos los pacientes con miastenia generalizada entre la pubertad y los 55 años como mínimo y aún no hay consenso para otros grupos de edad o en pacientes con debilidad limitada a la musculatura ocular.

Cabe acotar que días pasados en Colón, se llevó a cabo el XII Encuentro nacional de personas con Miastenia Gravis (MG). La jornada tenía como objetivo, precisamente difundir información sobre esta enfermedad crónica, alentar diagnósticos tempranos y tratamientos oportunos que impacten positivamente en la calidad de vida de quienes la padecen.

Comments

comments