Mansilla: “Hay que abrirles las puertas a los inversores”, afirmó Segura

0
4

1451-MANSILLA.PJ_En diálogo con El Observador, el presidente de la Unidad Básica de Mansilla y uno de los precandidatos a intendente por el Frente para la Victoria (FpV), Eduardo Segura (39, casado, 4 hijos), repasó algunos de los proyectos en caso de llegar a la intendencia y habló de la actual gestión municipal.

-¿Quién lo acompaña en la fórmula?

– Mi compañera de fórmula es María Sol Krum, una joven empleada pública e integrante del peronismo. Juntos hemos decidido encabezar este proyecto que está compuesto en su gran mayoría por gente joven, a tal punto que en mi caso soy uno de los de mayor edad.

– En su caso, además de ser presidente del PJ local, ya ocupó cargos en el municipio…

– Milito desde los 14 años. Fui funcionario municipal en los periodos 2003-2007 y 2007-2011, siendo director de Cultura y Deporte. Luego en 2011 fui precandidato a viceintendente, por lo tanto tengo experiencia de gestión porque el área que me tocó dirigir además de ser amplia, estaba dando sus primeros pasos y se lograron crear cerca de 10 talleres culturales en esos años. Esto fue muy importante porque le permitió a la población volcarse masivamente a la Cultura y al Deporte.

– ¿Considera trascendente la militancia desde edad temprana?

– Sí. Apuntamos siempre a ir formando desde chicos. En mi caso, tuve la suerte de que en mi familia nos permitieron militar dentro de un partido político, luego pasar por la universidad y ser parte de la Juventud Universitaria Peronista. Seguimos apostando a la política, creemos que es el único medio de poder cambiar las realidades, de mejorar las calidades de vida. En ese proyecto nos embarcamos y decidimos ser una alternativa dentro de las posibilidades electorales.

– ¿Cómo está el justicialismo en Mansilla de cara a las Elecciones Primarias?

– Si tenemos en cuenta la cantidad de grupos internos, estamos conteniendo alrededor del 50% de la población. Sin embargo, hoy tenemos una administración radical porque la población en 2011 creyó conveniente otorgarle la posibilidad a ese partido para que administre estos cuatro años. Hoy los vecinos cuando uno los visita, piden un gobierno justicialista.

– ¿Qué opina de la actual gestión municipal?

– Han llevado adelante distintas obras. No obstante, a Gobernador Mansilla le falta mucho todavía, porque no se han hecho algunas cosas que el vecino común está pidiendo. Son cuestiones sencillas y nosotros tenemos que atender esas situaciones. La realidad de nuestro pueblo no es la misma que hace 20 años atrás, hoy el ciudadano exige y pide, por lo que hay que estar a la altura de las circunstancias.

– Después de agosto dentro del PJ, ¿El que pierde acompañará?

– Siempre, una vez resueltas las cuestiones internas del partido, hemos salido a acompañar al que ha resultado ganador de los procesos internos. Creo que el justicialismo se debe ese tiempo de unidad, de acompañar en conjunto a quien triunfe. Más allá que en el 2011 pudo haber algún sector que no acompañó al último candidato a intendente, creemos que las consecuencias de eso es lo que hoy estamos viviendo y tenemos que apuntar, creer y convencernos que la única forma de volver a recuperar el municipio es a través de la unidad del partido.

– ¿A nivel provincial y nacional por qué precandidatos se inclina?

– Todos son buenos dirigentes, pero si tengo que elegir a alguien dentro de la interna me quedo con Gustavo Bordet, estamos convencidos que es la mejor opción. Después a nivel nacional no tengo dudas que Daniel Scioli será el próximo presidente. Es el proyecto de la Argentina que viene, como dice el slogan de campaña: ‘Lo mejor está por venir’.

– ¿Qué proyectos tiene en caso de llegar a la intendencia?

– La idea no es cambiar todo, sino trabajar en cuestiones que se dejaron de lado o no se trataron profundamente. Uno de los aspectos en los que debemos enfocarnos es la juventud. Vamos a darle la posibilidad, primero desde la toma de decisiones y luego debemos ocuparnos de aquellos que terminan la escuela secundaria y no tienen  muchas posibilidades de desarrollarse en la localidad. Para lograr eso, hay que abrirles las puertas a los inversores y generar puestos de trabajo.  Después también tenemos que pensar en nuestros adultos mayores que son un gran porcentaje de nuestra población.