Con nuevos proyectos avanza la tarea de Bomberos Voluntarios de Maciá

0
3

1466-MACIÁ-BOMBEROS-1El jefe del Cuartel, además presidente de la Comisión Directiva de la Asociación y fundador de Bomberos Voluntarios de Maciá, Ernesto Koch, habló con El Observador acerca del presente de la entidad que transita este 2015, los 19 años de su creación.

La loable tarea del grupo maciaense cubre una amplia jurisdicción y es por eso que para solventar las actividades, además de recibir los subsidios tanto nacional como provincial, la institución cuenta con un bono contribución, que adquieren anualmente alrededor de 550 personas, lo que los convierte en socios. Permitiendo de esta manera a la Asociación se pueden comprar elementos y herramientas para ir mejorando el servicio que brindan a la comunidad.

Haciendo referencia a los vehículos, Koch mencionó que “a medida que ha pasado el tiempo, nos hemos ido equipando, porque empezamos de cero. En la actualidad contamos con una autobomba, modelo 65 que se encuentra en perfectas condiciones; un camión 1114 al que le instalamos un tanque con capacidad para 7.000 litros de agua y con salidas para colocar dos mangas. También tenemos una Ford F-100, que cumple la función de una unidad de emergencia cuando el hospital no da abasto con las ambulancias que posee, por lo que hemos intervenido en accidentes o cuando alguna persona se ha descompuesto en la vía pública. Desde que se creó la entidad, estoy gestionando para obtener una camioneta, pero hasta el momento no hemos tenido una respuesta a dicho pedido. Sí, recibimos en abril de este año equipamiento para incendios forestales por parte del gobierno provincial y que nos hacía falta, incluyó indumentaria, por lo que estamos agradecidos”.

Sobre el edificio el dirigente contó que “tuvimos la suerte de que el gobierno nos donó el terreno y a partir de allí empezamos a construir el cuartel, que posee un playón para los vehículos, una cocina y los sanitarios con duchas, tanto para varones como para mujeres, tenemos un pequeño depósito, un entrepiso donde está el dormitorio para los hombres y contigua se encuentra la sala de reuniones. Ahora estamos con el proyecto de contar con nuestro propio pozo de agua, que es una perforación de 1.000 metros, con la instalación de dos tanques y una electrobomba sumergible, ya que para abastecernos ocupamos el que le corresponde al municipio y en ciertos casos se nos complica, porque es el lugar donde cargan los camiones regadores. También y ante una emergencia, podemos utilizar el agua de la Cooperativa, tanto para incendios como para socorrer a los vecinos que se han quedado sin el servicio, pero tener una perforación propia, más allá que sea elevada la inversión que estamos haciendo, nos facilitará de sobremanera nuestro trabajo”.

Cabe remarcar que en la mayoría de los cuarteles de la provincia, la falta de recursos humanos es una problemática que se viene planteando y esta localidad no escapa a dicha temática, ya que actualmente la entidad bomberil cuenta con 6 voluntarios. “Por la cantidad de habitantes que tiene esta ciudad, alrededor de 8.000, deberíamos tener alrededor de 15 personas en el cuartel, pero a pesar de ello podemos cubrir una guardia activa de 7.00 a 22.00 y después de esa hora se pasa a una tarea pasiva. La comunidad tiene la suerte de contar con un grupo de gente predispuesto, incansable y que nunca dicen que no ante una emergencia, a la hora que los llamamos siempre están y eso es muy valorable, porque sabemos del esfuerzo que hacemos todos para seguir adelante cumpliendo con nuestra labor” expresó Koch, agregando que las puertas del cuartel están permanentemente abiertas para aquellos que se quieran sumar y ser parte del mismo, ya que los requisitos de ingreso son mínimos, “sólo hay que tener voluntad de servicio”.

Para finalizar, el presidente de Bomberos Voluntarios, agradeció el apoyo y ayuda que reciben de los macienses y habitantes de la zona, señalando que “es la forma que nuestra entidad se mantiene, ya que la colaboración permanente que recibimos nos permite subsistir económicamente, para solventar los gastos y adquirir los elementos indispensables para cubrir el servicio que estamos ofreciendo”.