Nydia Schmidt destacó logros del grupo “Esperanza” y confirmó que en 2014 se castraron 504 mascotas en Crespo

0
5

Nidia Schmidt [1600x1200]El grupo colaborador “Esperanza” y el municipio de Crespo, iniciaron un nuevo año de castraciones en el “Quirófano Móvil”, que durante este mes y el próximo, estará instalado en Seri y Belgrano, en inmediaciones del Campo Deportivo Yapeyú. Dicha tarea está enmarcada en una nueva campaña para concientizar sobre la tenencia de mascotas, que implica “tratarla con cariño y respeto, asumir la responsabilidad de cuidarla, brindarle una buena alimentación, higiene y controles veterinarios como la desparasitación, vacunación y castración”.
Nydia Schmidt, coordinadora de dicho grupo, comentó a El Observador que en el mencionado lugar “se atenderá los martes y jueves, de 16.00 a 20.00, mientras que en mayo, se brindará este servicio en Belgrano y Ramírez”. Destacó el trabajo realizado por la entidad mencionada, que “desde hace 13 años, viene realizando castraciones, campañas de difusión de tenencia responsable y buscando dueños para las mascotas que vamos recuperando. También es para mencionar el acompañamiento que tenemos de la comunidad. Logramos que los vecinos no sean indiferentes ante la situación de calle o maltrato de alguna mascota y no dudan en dar su aporte personal y voluntario”.
Schmidt explicó que “el año pasado hicimos 504 castraciones, es decir, casi 50 más que en 2013. Desde 2002 que estamos realizando esta tarea de manera ininterrumpida en Crespo y durante la gestión del intendente Ariel Robles, hemos hecho más de 1.500 intervenciones, lo que consideramos que es un número considerable para la población que tenemos. Con el trabajo de nuestro grupo, el apoyo de la municipalidad y de la comunidad, pudimos lograr una ciudad sin animales abandonados. Seguramente habrá algunos perros con dueños que están sueltos en las calles o que aparecen en lugares públicos, pero la reproducción de perros en la ciudad está controlada. Nos queda hacer más hincapié en los gatos, que se reproducen de manera mucho más intensa que los caninos”.
La coordinadora expresó que “desde nuestro grupo le pedimos a las familias que puedan (de los perros a los que se les realizó la castración), una colaboración voluntaria. Con ese dinero compramos las anestesias, antibióticos, insumos y lo que tiene que ver con nuestro movimiento de difusión. El grupo no cuenta con socios, no tiene donaciones de ninguna índole, todo afrontamos con ese aporte, que en la medida que la gente puede, nos acerca”.
La dirigente destacó el trabajo “del veterinario Juan Carlos Erbes, quien está trabajando con nosotros desde 2009, contratado por la municipalidad para el servicio de castraciones y la gente está muy conforme con su atención. Nos ayudan además, Lorena Siebenlist, Analía Pérez, Lorena Lell, Jésica Schick, entre otros colaboradores que tenemos en los barrios y los empleados municipales que contamos para la atención de los animales”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here