Fradevoux habló de “Derechos Humanos” y del panorama político 2015

0
1

subsecretario de Justicia [1600x1200]Visitó esta semana el “Centro Radial, Televisivo y Periodístico de Entre Ríos”, con sede en Crespo, el subsecretario de Derechos Humanos de Entre Ríos, Julián Fradevoux (30 años, soltero, dirigente de la Corriente Peronista Descamisados), quien en diálogo con el Cont. Fernando A. Huck, director de El Observador y conductor del ciclo “Grandes Reportajes”, que todos los jueves a partir de las 21.30 se emite por Canal 6 ERTV y se retransmite los sábados a las 19.30, habló del área que dirige, reflexionó sobre la “Semana de la Memoria, por la Verdad y la Justicia” y dio su opinión política, con miras a las elecciones de este año.

El funcionario comentó que “la Subsecretaría tiene un amplio campo de tareas. Una de ellas, es el trabajo sobre las políticas de memoria, verdad y justicia y que lo hacemos en base a 3 ejes: aportar pruebas a los procesos judiciales en crímenes de lesa humanidad, con una ley que nos habilita a acceder a los archivos provinciales en busca de pruebas que las llevamos al Poder Judicial, como corresponde. La búsqueda de restos óseos de los entrerrianos desaparecidos, fuera y dentro de la provincia y la búsqueda de los jóvenes adultos que fueron apropiados en la dictadura. En Entre Ríos, hay un listado de 263 personas que han desaparecido. La mayoría continúa en esa situación y son los menos, los que se han podido encontrar sus restos. En 2014, pudimos identificar e incluso enterrar los cuerpos de Eduardo Germano de Paraná y de ‘Leli’ Savoy de Gualeguaychú y este año estamos con expectativas de que se puedan arrojar nuevos resultados positivos. Son investigaciones que nos exceden en la parte de entrecruzamiento de datos genéticos y que lleva adelante el Equipo Argentino de Antropología Forense. Nuestra tarea es la de recolectar las muestras de sangre de los familiares de desaparecidos para que vayan al mismo banco de datos genético y se puedan realizar los correspondientes cruzamientos. Desde 2005 en adelante, pudimos identificar a uno o dos ciudadanos por año. Queda mucho trabajo por hacer y la verdad es que si los responsables de la represión romperían el pacto de silencio, podrían hacerle un gran favor a la Argentina y al pueblo en su conjunto, para reparar esa ausencia tan lacerante, que es la de no tener el cuerpo del familiar querido para poder enterrarlo como corresponde”.

– Hubo una marcha y movilización en Paraná esta semana, al cumplirse un nuevo aniversario del golpe militar del 24 de marzo de 1976…

– Fue una movilización en la que se ratificó una vez más la exigencia al Poder Judicial Federal, que es el que entiende y tramita estas causas de lesa humanidad, para que haya una mayor celeridad. Las que se han reabierto a partir del 2003, se han dilatado inexplicablemente. Quienes están al frente de los distintos tribunales le dan lugar a cualquier chicana de la defensa de los genocidas y esto genera demoras. En la Causa Aérea Paraná que se reabrió y que tenía 22 imputados, hoy son 8 los que están con vida. En el país, son 553 los que fueron juzgados en estos años en Argentina, pero aún quedan muchas causas abiertas…

– En los grandes debates a nivel nacional, se habla mucho sobre los hechos de inseguridad: ¿cómo entienden desde la Subsecretaría, las relaciones entre inseguridad-delincuencia y derechos humanos…?

– Por un lado soy titular de la cátedra de Derechos Humanos y Garantías Constitucionales, en el curso de agentes de la policía de la provincia y charlamos mucho sobre la idea que se tiene sobre la delincuencia en el país. Se viene con una idea, estereotipada del delincuente, de un joven de tez morena, del barrio, que viste tal ropa. No estoy planteando que no haya situaciones de que alguien que podamos describir con esas características, cometa un delito. Estoy planteando que a todos se nos viene a la cabeza una imagen muy discriminatoria y escueta de la idea de la delincuencia. Por el HSBC, que es una institución sumamente respetada en el mundo entero, se nos ha robado y fugando capitales al extranjero de forma ilegal. Eso es delincuencia. ¿Cuántos jóvenes así como describimos, durante cuánto tiempo tienen que estar robándonos para llegar a las cifras que nos robó el HSBC…?

– ¿Están a favor de endurecer las leyes actuales contra quienes trafican drogas?

– En el tráfico de drogas, el problema no está en la penalidad y en la ley. Uno nunca termina de entender cómo es posible que estando todas las herramientas para combatirlo, el narcotráfico siga. El uso de drogas trasciende a la extracción social a la cual uno pertenece y muchas veces, se cae en el error de que si tiene problemas con el consumo de drogas alguien de la clase media o media alta, es una situación y si es un joven de las barriadas, es otra situación. Hace falta desprejuiciar esos planteos…

– La sociedad reclama por que hay quienes roban en forma reiterada, a los que muchas veces la policía logra arrestar, pero siguen estando libres…

– Nosotros tenemos conversaciones con los chicos que han pasado una o varias veces por la policía. Ahondamos en su vida y proyectos que tienen. Muchas veces se termina comprendiendo por qué la situación en la cual reiteradamente sigue en conflicto con la ley. Nosotros, como organismos, tenemos un esquema de trabajo donde prestamos un oído a cada situación y entendemos que si nosotros solo tenemos como alternativa llenar y sobrepoblar las cárceles por delitos pequeños y menores, no vamos a encontrar la solución. Muchas veces ir a una unidad penal, es más una escuela o una profesionalización del delito, que una rectificación del camino. Se le está buscando la mejor alternativa… José Mondragón, quien está a cargo del Servicio Penitenciario en la provincia, tiene una perspectiva, trabajando en talleres… Consideramos que mayores sanciones, no necesariamente garantiza mejores niveles de seguridad, como tampoco es garantía tener más presencia policial en la calle. Uno nunca va a estar en contra del reclamo de que haya más policías en distintos puntos de una ciudad, pero también hay que saber que en Entre Ríos, no tenemos situaciones de asesinatos en robos a mano armada. Si uno estudia caso por caso, las situaciones en las cuales alguien ha sido asesinado, son por rencillas barriales. En Paraná pasa mucho y son jóvenes y es entristecedor ver que jóvenes se matan entre ellos. Son situaciones distintas a las que se viven en grandes urbes que las que vivimos en nuestra provincia…

– ¿Hay un crecimiento en el consumo de drogas en la provincia?

– Sí, se ve. Y necesariamente creo que por eso mismo hay que prestar un oído antes que una cachiporra. En términos generales, es necesario que las instituciones y el Estado puedan tener un oído receptivo. Hay una política del SEDRONAR a nivel nacional, que se empieza a traducir en la provincia, de crear instituciones y ámbitos donde los chicos tengan un lugar de contención…

– ¿Como ve la carrera hacia la presidencia de Sergio Urribarri?

– Muy bien… El Frente para la Victoria necesita como precandidato a presidente, a dirigentes de la talla y el perfil de Sergio Urribarri. El gobernador ha entendido de qué se trataban los desafíos que planteó Néstor Kirchner y los pudo traducir en el orden provincial…

– Muchos entrerrianos quieren que un dirigente de esta provincia llegue a la presidencia. Pero en los primeros puestos de las encuestas sigue habiendo otros nombres…

– Las encuestas son importantes, pero no son la primera y última instancia desde la cual se puede evaluar a los dirigentes. Gran parte de la Argentina aprecia lo que ha hecho el kirchnerismo en función del bienestar del pueblo y gran parte del mundo encuentra en Cristina Fernández, una referencia frente a esta situación internacional del capitalismo global financiero. En ese marco, nuestro gobernador, es claramente de los 3 dirigentes más importantes del Frente para la Victoria a nivel nacional y está a disposición del rol que diga Cristina que debe ocupar.

– ¿Qué lo diferencia a Urribarri de Scioli y Randazzo…?

– La experiencia. En 2008, cuando era “pueblo o oligarquía”, Urribarri se puso del lado del pueblo, cuando otros dirigentes que teníamos en el peronismo, decidieron ponerse del lado de los que más tienen. Entonces se habla de la política de segmentación de las retenciones y se avanza sobre una idea clara de que el Estado tiene que intervenir en la economía, en cómo se produce y cómo se distribuyen las riquezas del país. Urribarri lo ha hecho en la provincia y nosotros entendemos que lo realizó con mayor contundencia que Scioli. Y Randazzo, no tiene para contarnos algunas experiencias de ese tipo, más allá de ejecutar el plan de reactivación de los ferrocarriles que le planteó Cristina como presidenta…

– ¿A quién ve como sucesor de Sergio Urribarri?

– Es Urribarri quien va a decirlo. Nosotros estamos a la espera de lo que diga el gobernador y como Agrupación de Peronistas Descamisados, planteamos que hay que seguir con este esquema de distribución de riquezas…

– La mayoría de los dirigentes de la costa del Paraná, apuestan por Adán Bahl y los del Uruguay, por Gustavo Bordet…

– Somos respetuosos de la idea de la territorialidad en la política, pero no vamos a apoyar a alguien por la definición del territorio sino por la propuesta para seguir distribuyendo las riquezas y esperando lo que Urribarri diga…

– ¿Por qué está en la Agrupación Peronistas Descamisados?

– Esta corriente es una agrupación política como tantas que conviven en el seno del peronismo, con un sentido, que es la reivindicación histórica de los Descamisados de Evita, de la patria… Se rescata su figura, en cuanto a que estuvo siempre a la par del General Perón y hoy nos vemos identificandos en esa línea histórica y fuimos construyendo una organización política a nivel nacional que reconoce en Cristina la conducción estratégica y que trabaja en la provincia y a nivel nacional en la campaña para que Sergio Urribarri sea presidente…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here