Brucelosis ovina: Profesionales dan recomendaciones y explican cómo prevenirla

0
2

ovinosSe acerca el otoño y por consiguiente la temporada reproductiva de los ovinos. Por esto, desde el grupo de Sanidad Animal de INTA se propone una serie de recomendaciones para controlar las infecciones causadas por la bacteria Brucella ovis, enfermedad que produce epididimitis entre otros signos, que puede llegar a causar una reducción de las pariciones de entre un 15% a un 30%. La misma, es el agente causal más importante de la epididimitis infecciosa de los carneros y se encuentra dentro de la lista de las enfermedades de notificación obligatoria de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).

Profesionales del Grupo de Sanidad Animal del INTA, explicaron que esta enfermedad está distribuida mundialmente y a diferencia de la Brucelosis bovina o caprina, no es zoonótica (enfermedad que puede transmitirse de animales a humanos). Para su prevención, el Dr. Fernando Paolicchi, integrante de dicho equipo de trabajo, recomendó tener un programa donde un médico veterinario realice, de forma anticipada a la época de “encarnerada”, una revisación clínica que consta de la palpación genital, la medición de circunferencia escrotal y exteriorización del pene. Explicó que hay que tener en cuenta que no todos los animales infectados van a presentar lesiones, ni todos los carneros con lesiones van a ser positivos a B. ovis, ya que se debe tener en cuenta que estas pueden ser producto de otras infecciones bacterianas del tracto reproductivo.

Por tal razón, se aconseja realizar un sangrado al total de los carneros para realizar alguna de las pruebas serológicas disponibles. Se debería realizar 2 meses antes de la temporada reproductiva, “ya que en caso de tener animales positivos, el productor dispondrá del tiempo suficiente para descartarlos y poder adquirir nuevos, a los que se les tendrá que hacer la palpación escrotal antes de incorpórarlos a la majada”. Además señaló que es deseable repetir la revisación clínica y sangrado de los animales culminada la época de servicio (30-45 días) para prevenir los contagios que se producen posteriormente entre machos.

“Realizar la palpación y el diagnóstico serológico a tiempo es ganar tranquilidad para el futuro. Y es imprescindible que el productor siempre cuente con un médico veterinario asesor con experiencia y envíe sus muestras a un laboratorio de confianza”, concluyó Paolicchi.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here