Red Solidaria probó un nuevo sistema de búsqueda de personas e incluyó la imagen de Fernanda Aguirre

0
3

fernandaLas caras de Jennifer Cadillo y Fernanda Aguirre llegaron por SMS y mensajes de Whatsapp a las pantallas de 1230 voluntarios digitales de 205 ciudades.

“Queremos que el país se ponga en movimiento”, dijo Juan Carr en uno de los salones del Colegio La Salle, en Florida, provincia de Buenos Aires. Allí, desde temprano, unos 20 jóvenes que trabajan con él enviaron las fotografías de Jennifer, una abogada de 24 años que su familia busca desde hace un mes y de Fernanda Aguirre, que desapareció en 2004 en la localidad entrerriana de San Benito cuando tenía 13 años.

“A partir de algunas situaciones muy impactantes que nos tocó vivir, estamos intentando desarrollar un sistema comunitario de alarma, a través de lo que llamamos celulares amigos, que son los voluntarios que nos permiten utilizar sus teléfonos para enviar un alerta cuando se pierde un chico o un adulto para organizarnos mejor en la búsqueda”, agregó.

El sistema es simple. Hay que enviar un mensaje de Whatsapp o un SMS al número (011) 15 3056-6370 para que Red Solidaria incorpore el número en la lista de voluntarios digitales. Cuando se pierda un chico o un adulto y la situación reúna ciertas condiciones que define la ONG de acuerdo con estos años de experiencia, Red Solidaria enviará un mensaje con la imagen y la información de la persona para difundirla rápidamente. También se puede enviar un correo a hola@redsolidaria.com.ar.

“Nos parece que los primeros minutos y las primeras horas son claves para poder encontrar a alguien”, indicó a La Nación. “Y las estadísticas están de nuestro lado”.

Es que, de acuerdo con las estimaciones de la ONG, en el país se pierden unas 5 personas por día, tres chicos y dos adultos. El 90 por ciento de los chicos aparece, en general, a las pocas horas, y el 70 por ciento de los adultos aparece el mismo día.

Actualmente, hay 480 personas perdidas que Red Solidaria está buscando. Las mujeres de entre 18 y 35 años es el grupo que más creció últimamente. “Estoy convencido de que si nos hubiéramos movido de esta manera en alguno de esos casos, lo hubiésemos encontrado”, indicó.

El grupo de “jóvenes tecno”, como llama Carr a quienes lo secundaban ayer en este nuevo sistema, tendrá que hacer algunos ajustes después de esta prueba piloto. A media tarde, la cuenta de Whatsapp había colapsado por la enorme cantidad de mensajes recibidos, mientras el ícono del buzón de mensajes SMS en la pantalla del celular mostraba cómo iban multiplicándose los textos entrantes. “Nos damos cuenta de que este sistema puede funcionar muy bien por la respuesta de la población”, agregó Carr.

A fin de mes, Red Solidaria se reunirá con la Corte Suprema para crear una oficina judicial que centralice las causas de personas perdidas. Lo que aún aspiran conseguir es, como lo resumió Carr, “más respuesta de lo público y lo privado como comunidad”.

Mientras, los jóvenes que lo rodeaban le mostraban cómo aumentaban los mensajes entrantes. Aspiran a poder cubrir 2000 ciudades del país dentro de un mes. “Desde hace unos años, nos dimos cuenta de que si alguien se pierde, la familia y los amigos tienen que hacer escándalo. Y bienvenido ese tipo de papelones si la persona perdida aparece rápido. Lo importante es hacer la denuncia. Siempre hay tiempo para pedir disculpas por las molestias”, finalizó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here