Urribarri: “Cuando Néstor entró a la Rosada, también entraron la Memoria, la Verdad y la Justicia”

0
2

Urribarri y Abuelas de Plaza de MayoAl cumplirse el 39 años del Golpe de Estado del 24 de marzo de 1976 por parte de la Junta Militar Argentina y conmemorarse el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, el gobernador Sergio Urribarri participó de la marcha conmemorativa junto a las Madres de Plaza de Mayo. “Cuando Néstor entró a la Rosada, también entraron la Memoria, la Verdad y la Justicia”, dijo el mandatario entrerriano.

 

A paso de hombre y rodeado por cientos de jóvenes, familias y militantes, marchó por varias cuadras el colectivo descubierto que trasladó a las Madres de Plaza de Mayo, al gobernador Sergio Urribarri y al jefe de gabinete nacional, Aníbal Fernández, entre otros dirigentes, al epicentro de la conmemoración del Día Nacional de la Memoria: Plaza de Mayo.

 

El gobernador recordó la frase de Néstor Kirchner en su discurso del 25 de mayo de 2003, cuando dijo que no iba a dejar sus convicciones colgadas en la puerta de la Casa Rosada. En ese sentido, señaló que “ese discurso es la puerta hacia la dignidad nacional que nos abrió ese pingüino, cuando dijo que nos venía a proponer un sueño”.

 

El mandatario entrerriano sostuvo que “es bueno pararse en este momento fundamental de nuestra historia. Aunque uno peque de vanidoso, por qué no creer que estamos siendo partícipes de un tiempo histórico, reinaugurado por Néstor, para que muchos despertáramos de un gran letargo, porque cuando entró a la Casa Rosada, también entraron la Memoria, la Verdad y la Justicia”.

 

Agregó que “ese sueño que vino a proponernos aquel pingüino, se fue convirtiendo en una realidad palpable, latente, dinámica, viva. Es este gran Proyecto Nacional al que yo me atrevo a llamar “La Nueva Argentina”, más digna, más independiente, más inclusiva, más equitativa y por sobre todas las cosas, más justa”.

 

“Justa no sólo a la hora de la distribución de los recursos. La Argentina es justa porque la Justicia puso en el lugar que corresponde a cientos de criminales de lesa humanidad. Lo hizo luego de una larga espera que sólo la voluntad de Néstor y la decisión de Cristina Fernández de Kirchner pudieron hacer posible. Yo me siento partícipe, estoy aquí en tiempo presente reconociendo que la política pudo dar un salto cualitativo y colocar a Argentina en el lugar que corresponde; dónde los criminales están en el banquillo de los acusados con las garantías que marca la Constitución, pero con todo el peso de la ley encima”, afirmó el gobernador.

 

“Me permito empoderarme, como dice nuestra querida Presidenta, y tomo sus palabras en la Asamblea Legislativa, la mayoría de los argentinos estamos orgullosos de tener una justicia que dicta sentencias sobre los juicios de lesa humanidad, pero también queremos ver una justicia independiente de los intereses corporativos, apegada a la Constitución, las leyes y los códigos. La Nueva Argentina no necesita magistrados mediáticos, permeables a las cautelares o a las denuncias sin sustento, necesita jueces y magistrados ajustados al Derecho y eso es una tarea pendiente con la que vamos a continuar”, agregó.

 

Por último, Urribarri sostuvo que “la Argentina es un ejemplo en el mundo porque no es venganza ni odio lo que nos mueve. Es ese concepto profundo de justicia, y eso se está logrando con todas las garantías y derechos que otorga la Constitución. En ese sentido, hay que resaltar el rol de las organizaciones de Derechos Humanos que durante décadas han sostenido una lucha extraordinariamente digna y coherente”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here