Consejos para tratar el pie plano

0
0

pie planoLos pies planos se caracterizan por un arco en el pie que se hunde, provocando que toda la superficie del pie entre en contacto con el suelo. Hablamos entonces de valgus o de pronación. Los pies planos pueden ser causados por una lesión o por un crecimiento. Sin arco para distribuir el peso uniformemente a través del pie, los pies planos pueden ser dolorosos y afectar a la hora de caminar. Algunas técnicas simples pueden ayudar a aliviar el dolor y las molestias ocasionadas, publicó AIM.

Consideraciones a tener en cuenta:

El dolor y las molestias asociadas con los pies planos se ven considerablemente reducidos si los pies tienen un tiempo de descanso suficiente.

Conviene evitar los talones demasiado altos. Los zapatos de tacón alto tienden a agravar el problema de los pies planos, obligando a la planta del pie a situarse de manera arqueada. Los zapatos que son flexibles y de apoyo son los más adaptados para los pies planos.

Las plantillas ortopédicas y los zapatos especiales están diseñados para sostener la bóveda plantar y el talón en las personas que tienen un pie plano. Este tipo de apoyo puede aliviar el estrés y la tensión causada por el uso de ciertos tipos de zapatos.

También conviene perder el exceso de peso. El exceso ponderal entre las personas que tienen los pies planos puede agravar todavía más la situación. El peso que los pies tienen que soportar es proporcional al dolor sufrido.

Ejercicios para pies planos: Los ejercicios favorables para el tratamiento de los pies planos son unos ejercicios que pretenden reforzar el músculo supinador del pie (tibial posterior principalmente), corregir defectos de postura que alteran la marcha y alargar el tríceps sural (aumenta la flexión dorsal del pie).

Teóricamente, los ejercicios están indicados para menores que tienen poca fuerza muscular. La marcha es lo más recomendable. Sin embargo, el ejercicio más útil es el estiramiento pasivo del tríceps sural (cuando su acortamiento mantiene el pie plano). De ese modo, indirectamente consigue aumentar la flexión dorsal del pie.

Estirando el tríceps, se corrige el valgus del calcáneo. Los ejercicios son unos tratamientos activos (realizados por el paciente mismo), que deben ser practicados mientras persista la movilidad natural del pie del niño. Cuando haya desarrollado una estructura rígida en el pie, el arco o la bóveda plantar, obtendrá un desarrollo y una estabilidad aceptable.

Ejercicios para adultos: Los ejercicios para adultos que tienen pies planos dolorosos estimulan la circulación y contribuyen a aliviar los espasmos musculares, aliviando el dolor.

Como último recurso, la cirugía podría ser una posibilidad pero es, por regla general, un tratamiento excepcional. Es muy raro que se tenga que intervenir para tratar a los pacientes con menos de 9 o 10 años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here