Se completó en Entre Ríos el tendido de la red troncal de fibra óptica

0
2

fibra ópticaCulminó en la provincia el tendido de la red troncal de fibra óptica, una de las obras de infraestructura más importantes de la gestión de Sergio Urribarri, que demandó una inversión de 300 millones de pesos. Son 1.768 kilómetros que se suman a otros 1.000 que ya estaban desplegados, con lo cual se llega a casi 2.800 kilómetros que brindarán servicio a 150 ciudades y pueblos de la provincia.

“Internet de banda ancha y alta velocidad en cada escuela, cada hospital, cada comisaría, cada organismo público será, entre tantas otras, una de las enormes ventajas que traerá la puesta en funcionamiento de esta infraestructura, que aún nos cuesta dimensionar cómo apuntalará el desarrollo y la transformación de Entre Ríos”, describió el ministro de Cultura y Comunicación, Pedro Báez, titular de la cartera que tiene a su cargo la ejecución de la obra en Entre Ríos.

Historias clínicas transportadas en forma instantánea a cualquier efector de salud del territorio, cámaras de seguridad interconectadas, telefonía fija y televisión digital en puntos de la provincia a los que hoy no llegan esos servicios, interconexión entre todos los organismos públicos y municipios, constituyen otras prestaciones que estarán disponibles a partir de la iluminación de la red.

“Iniciamos el tendido en febrero de 2013. Hoy, a dos años exactos, esa parte de la obra, que es la de mayor envergadura, está completa”, destacó Báez. Ahora se trabaja en la instalación y equipamiento de los nodos correspondientes en las distintas localidades, desde donde se empalmará la red troncal con los tendidos urbanos. Los nodos se emplazan en terrenos provistos por los municipios y allí se instala un equipamiento denominado shelter, desde el cual partirán los tendidos a cada pueblo y ciudad.

Estas tareas comenzaron en septiembre. Ya se completaron en Cerrito, La Paz, Concepción del Uruguay, Chajarí, San José de Feliciano, Hasenkamp, Basavilbaso, Victoria y Concordia. Se trabaja actualmente en Sauce de Luna, Nueva Vizcaya y Nogoyá. Y en el corto plazo se completará el cronograma en Paraná, Gualeguaychú, Larroque, Villaguay, General Galarza, Crespo, Diamante, San Salvador, Viale, General Ramírez, Urdinarrain, María Grande, Villa Libertador San Martín y Maciá.

 

Esfuerzo conjunto

En la ejecución intervienen el Estado nacional -a través del plan Argentina Conectada del Ministerio de Planificación Federal y Arsat-, el Estado provincial -a través de la Secretaría de Telecomunicaciones que conduce Sergio Delcanto- y los gobiernos locales.

Para que los servicios contemplados lleguen efectivamente a cada ciudad, pueblo o paraje rural debe tenderse lo que en la jerga se denomina “última milla”. Estas obras, con distinto grado de avance, se van desarrollando a cargo de pymes prestadoras de cable, cooperativas que brindan conexión a Internet, municipios y otros actores.

“Pieza fundamental de este enorme logro son los empresarios medianos y pequeños y las cooperativas prestadoras tanto de cable como de Internet de distintos puntos de la provincia. Valoramos la confianza y la visión que tuvieron desde un principio respecto a esta iniciativa, que en muchos casos los motivó a realizar fuertes inversiones, y que en breve les brindará la oportunidad de incorporar la última tecnología, mejorar contenidos, ser más competitivos y, sobre todo, generar más puestos de trabajo calificado”, resaltó el ministro.

A la vez, en breve estarán a disposición de los gobiernos locales las guías de referencia elaboradas en conjunto con el Polo Tecnológico Paraná. “Se trata de un esquema básico y necesario que facilitará las cosas a las 150 localidades entrerrianas alcanzadas por la red troncal”, precisó Báez, en relación al trabajo iniciado con la entidad en julio del año pasado con financiamiento del Consejo Federal de Inversiones (CFI).

“Con los profesionales del Polo venimos trabajando juntos desde hace tiempo en una suerte de alianza estratégica para darle a este proyecto la rigurosidad que merece, de manera que esta obra sirva a todos los niveles del Estado, haga más eficiente la prestación de servicios, contribuya a aumentar la seguridad, acompañe la actividad del sector privado y también consolide la inclusión digital, que es el signo distintivo de esta política pública”, indicó.

 

Infraestructura y soberanía

La red entrerriana se conecta con la Red Federal de Fibra Óptica (Refefo) que recorre todo el territorio nacional y, sólo en Entre Ríos, contempla una inversión superior a los 300 millones de pesos. En marzo del año pasado, el gobernador Sergio Urribarri y el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, firmaron un convenio en Paraná a través del cual el Estado nacional abrió la instancia para la cesión de la parte de la Refefo soterrada en la provincia al Estado entrerriano, para lo cual se planea conformar un organismo que administre esa infraestructura.

Báez definió a la red como “una herramienta fundamental que les mejorará sustancialmente la vida a miles de entrerrianos y, a la vez, ampliará derechos en términos de acceso a servicios de comunicación e información”. Advirtió luego que “aunque en las ciudades más grandes suene extraño, hay puntos del territorio donde no hay Internet o es muy lenta y ni siquiera es posible contar con algo tan común para la mayoría como es un teléfono fijo”.

“Esta megaobra, que también constituye un paso inmenso en materia de soberanía, ya que nuestros datos y nuestra información circularán por nuestros propios sistemas, es ejemplo de la modalidad de trabajo que nos inculcó nuestro gobernador y que ha sido una de las claves de la transformación de Entre Ríos: Nación, provincia, municipios y sector privado uniendo esfuerzos y alcanzando metas”, concluyó.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here