Mitos y verdades sobre el uso de tampones

0
1

tamponesCuando pensamos en usar tampones durante nuestro ciclo menstrual es inevitable que vengan a nuestra cabeza algunas frases míticas sobre el tema, como “no te quedes dormida con el tampón puesto” o “no lo uses varios días seguidos porque te hará mal”.

Existen varios mitos alrededor del tema y es la falta de información la que hace que tengamos miedo a la hora de usarlos. Tranquila, puedes utilizar tampones sin problemas, siempre y cuando los uses de manera correcta.

Te presentamos algunos mitos y verdades sobre el uso de los tampones para que aprendas un poco más y los uses sin preocupación.

 

Mitos:

1) No puedo usarlos si soy virgen: Claro que sí puedes. Hay muchas mujeres que creen que usarlos les hará perder su virginidad, pero el himen es flexible y elástico y no se romperá con el uso del tampón. Es claramente un mito. Una persona es virgen cuando nunca ha tenido una relación sexual. No se deja de ser virgen porque uses o no un tampón.

2) Duele colocárselo: Estamos ante un gran mito. No duele colocarse un tampón y si te está sucediendo probablemente sea porque lo estás haciendo mal. Procura leer cómo colocártelo correctamente y no tiene por que doler. ¡Tranquila!

3) No puedo dormir con el tampón puesto: Es cierto que no es recomendable pasar tantas horas con el tampón puesto, pero cuando estamos acostadas el flujo menstrual disminuye. Es por eso que no pasa nada si lo utilizas por algunas horas más de lo recomendado cuando estás durmiendo.

 

Verdades:

1) Puedo usar tampón todos los días de mi periodo: Sí, siempre y cuando lo cambies cada 3 o 4 horas y uses el adecuado según tu tipo de flujo y el día del periodo.

2) Pueden quedar fibras del tampón dentro de la vagina: Sí, pero no debes preocuparte. Todos los tampones pueden dejar ocasionalmente fibras en la vagina después de su uso. Estudios clínicos han demostrado que no existe evidencia de que dichas fibras puedan causar algún daño a tu cuerpo.

3) Puedo cambiarlo cuantas veces quiera: Sí, debes cambiar el tampón de acuerdo a tu flujo menstrual. Los tampones deben cambiarse regularmente. El número de veces dependerá del día del período en el que te encuentres. Los primeros suelen ser de flujo más abundante, por lo que puedes cambiarlo cada 3 a 6 horas. Luego, tal vez con menos regularidad. Te darás cuenta de acuerdo a tu propio cuerpo.

 

Ya ves, son muchos los mitos que se esconden tras el uso del producto. Úsalo tranquila y vive esos días como si fueran uno más. (AIM Digital)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here