Libertadores: River igualó con Tigres como local

0
1

River Plate casi se queda con las manos vacías, pero finalmente rescató su primer punto en la Copa Libertadores 2015, en lo que fue su presentación como local. El equipo de Marcelo Gallardo mereció ganar, pero empató 1-1 con Tigres de México, con un golazo de Carlos Sánchez, que evitó la derrota tras la apertura del marcador del ecuatoriano Joffre Guerrón. El Millonario venía de caer en el debut ante San José de Oruro, en Bolivia.

imagesLa suerte no le hizo un guiño a un River que fue superior en todo momento al conjunto mexicano. Porque en la primera etapa contó con varias llegadas para convertir, con una clarísima de Sánchez que desde el punto de penal la tiró por encima del travesaño, pero su amor con el gol no fue correspondido. Por el contrario, Tigres, sin buscarlo, se encontró con una alegría.

A los 40 minutos, Nahuel Guzmán sacó desde su arco, Ramiro Funes Mori peinó mal para atrás una pelota en la mitad de la cancha y Guerrón, que se desprendió de la marca de los defensores, quedó mano a mano con el gol. El ecuatoriano hizo una diagonal de izquierda a derecha, dejó en el camino a Julio Chiarini, tras una rara salida, y definió para marcar el 1-0.

River, jugando mejor, no podía vulnerar a un equipo que se aprovechaba de errores individuales y no colectivos. De la mala puntería de Sánchez y del desatino de Funes Mori. Por eso, Tigres se iba sorprendiendo al entretiempo.

En el segundo tiempo, River no cambió. Siguió buscando como en la primera etapa hasta que el gol llegaría a los 27 minutos, por una espectacular tijera de Sánchez, siempre Sánchez, el mismo que un rato antes también se había perdido otra chance como la del primer tiempo.

Pero el equipo de Gallardo siguió cometiendo errores individuales y por uno de ellos perdió a un titular. Chiarini, notablemente ansioso, salió mal en una jugada y al querer rechazar la pelota en la puerta del área, noqueó a su compañero Funes Mori. El mellizo debió salir y su lugar lo ocupó el colombiano Alvarez Balanta.

Más allá de todos esos errores, River mereció ganar el partido. Después del empate fue por la victoria y contó con chances. Pisculichi lo tuvo con un fuerte remate que Guzmán tapó en el primer palo. Después insistió con centros y buscando por las bandas. Y Rodrigo Mora reventó el palo derecho del arco con un bombazo. Pero no pudo más.

El camino en la Libertadores del campeón sudamericano no empezó como su gente lo esperaba. Ahora, con un punto en dos presentaciones, deberá jugar un partido clave en Perú con el Juan Aurich. Igual, todavía tiene tiempo de revertir el camino para meterse en octavos. Dependerá de River.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here