¿Cuáles son las causas que producen fatiga?

0
0

fatigaLa fatiga es esa sensación molesta que sientes al respirar en ciertas ocasiones, comúnmente se dice que es originada por cansancio, pero en este artículo verás las reales causas productoras de la fatiga y de seguro no sabías.

Si es necesario, tendrás que tomarte el tiempo para ver cuál es la razón de la misma y visitar a un médico si la fatiga persiste. Presta atención para que puedas tratar de modificar los malos hábitos.

 

1. Estrés: La primer causa productora de fatiga puede relacionarse con el estrés, el cual es un sentimiento de tensión emocional y física. Normalmente, comienza con fuertes dolores de cabeza y puede continuar con fatigas constantes, es por eso que debes tomarte la vida con más calma, respirar hondo y relajarte pensando cosas positivas.

 

2. Falta de vitamina B12: La ausencia de esta vitamina es una de las 5 causas productoras de fatiga. Comúnmente se encuentran en las carnes rojas, huevos o lácteos, pero no tener la cantidad necesaria en el cuerpo puede darte como resultado una fatiga crónica. Debemos consumirla para fortalecer nuestro sistema cardiovascular y nervioso.

 

3. No ejercitarse: La ausencia de ejercicio en nuestro día a día le resulta perjudicial a tu salud. Dormir en demasía y no hacer actividad física te producirá fatiga extra. Intenta buscar el tiempo para ejercitarte, esto te brindará energía y te sentirás de maravilla.

 

4. No hidratarse: No tomar la cantidad correcta de agua diaria o encontrarte en situaciones de mucho calor pueden dar como resultado indeseadas fatigas. Debes evitar bebidas que contengan cafeína o bebidas cola, en preferencia como siempre dicen, ingiere agua. Es natural y saludable, te ayudará si sientes muchas palpitaciones y saciará tu sed. Y claro, no olvides que el agua es una bebida que te resultará muy económica.

 

5. Demasiada actividad física: Como dijimos en uno de los puntos anteriores, la falta de ejercicio es perjudicial, pero el exceso es igual de dañino para nuestra salud. Esto sucede cuando superas los límites de tolerancia en tu cuerpo o simplemente no respetas los descansos como deberías. Debes prestar atención si la fatiga es continua y presenta signos de alteración en tu sueño, comienzas a irritarte con más frecuencia o tienes falta de concentración. Si este es tu caso, empieza por desacelerar el ritmo en tu actividad física, recuerda que lo importante es mantener el equilibrio y los extremos jamás resultan buenos.

 

No olvides la importancia de cuidar tu cuerpo, no solo por fuera sino también por dentro. Presta atención a los síntomas y si estos persisten, no dudes en consultarlo con tu médico de cabecera.