B Nacional: Patronato se trajo un empate de Jujuy

0
1

Patronato sumó un punto significativo en Jujuy, que por como se dio el partido puede tener gusto a poco, pero si valora que fue ante un rival complicado y en una cancha siempre difícil, toma mayor relevancia. 
El Santo otra vez intentó tomar las riendas del partido, como pasó con All Boys y Douglas Haig, y logró prevalecer sobre su rival, pero otra vez pagó caro la falta de efectividad y los errores propios. La pelota sigue sin entrar y el Negro va dejando pasar claras chances para sumar de a tres. En lo que va del torneo, no ha podido ganar. 
Ayer igualó 1 a 1 en San Salvador de Jujuy, ante Gimnasia y Esgrima. El cotejo fue valido por la tercera fecha del Torneo Nacional. Milton Celiz, a los 42’ del primer tiempo, abrió el marcador. En el complemento, Patrón fue con insistencia y pudo llegar a la igualdad. Sergio Chitero fue derribado en el área del Lobo y Sebastián Bértoli, a los 29’, cambió por gol la pena máxima sancionada por el árbitro Facundo Tello. 
En la primera parte el conjunto entrerriano hizo lo que había trabajado. Spinelli y Guzmán robaban el balón y jugaban rápido para los futbolistas que mejor manejo de pelota tienen. Así llevó peligro, con presión, recuperación y juego. Gimnasia no hacía pie, recién a los 30’ emparejó el trámite y generó algo cerca del arco de Bértoli. Un error defensivo y el mérito de los delanteros jujeños pusieron al dueño de casa en ventaja, con tanto de Milton Celiz. 
En el complemento, el ingreso de Matías Quiroga hizo que el Santo juegue distinto, pero con la misma intención, ir sobre el campo rival. El Flaco jugó bien y generó situaciones, pero el equipo siguió sin efectividad. Un penal a Chitero y la impecable definición de Sebastián Bértoli, cuando se jugaban 29’, le dieron al equipo entrerriano la oportunidad de sumar un punto y volver a Paraná sin las manos vacías. 
Ahora deberá trabajar para recibir el domingo, a las 20, a Estudiantes de San Luis, uno de los líderes que tiene el certamen, e intentar por primera vez en la competencia cosechar tres puntos. 
DIBUJOS DIFERENTES. En el comienzo del partido tuvo a ambos equipos con los esquemas bien marcados. patronato gimnasia jujuyLos dirigidos por el Gallego Méndez con un 4-3-3, mientras que el Santo no varió el 4-4-2 de los partidos iniciales. 
Los primeros minutos fueron para la visita. Los de Iván Delfino recuperaban rápido, con un correcto funcionamiento del doble cinco conformado por Spinelli y Guzmán. Estos robaban y jugaban rápido. Los de arriba se movían mucho y los mediocampista por afuera manejaban bien el balón. 
Andrade, de cabeza; Acosta, con un pelotazo desde afuera; y Rodríguez, pateando en contra de su propia valla, fueron las jugadas de riesgo en los primeros diez minutos. El local apenas con un disparo de Peralta que salió desviado, insinuó algo. 
Hasta la media hora de juego siempre fue Patrón quien comandó las acciones. Parado como si estuviera jugando en el Grella, le tiró el cuerpo encima, pero careció de chances claras cerca del arco de Cavalloti. Los embates del Negro terminaban con centros que eran despejados o con algún disparo de media distancia. 
CACHETADA. Gimnasia empezó a salir del fondo. La tenencia de la pelota ya era dividida. El Negro no recuperaba tan rápido y el local sumaba gente en campo contrario. El colombiano Luis Peralta aparecía con libertad por ambas bandas y era difícil de sostener. 
Bueno apareció por izquierda, con amagues dejó en el camino a Geminiani primero y luego a Andrade (ambos fueron al piso) cedió para Celiz que definió ante la leve presión de la defensa Rojinegra y la mandó al fondo de la red. Gimnasia aprovechó su momento en el partido y ganaba 1 a 0. 
MÁS DE LO MISMO. Delfino sacó a Acosta y mandó a la cancha a Matías Quiroga. El Flaco se paró de referencia de área y el Negro perdió a su jugador más incisivo sin el Wachi. Sin embargo, Patronato siguió con la misma idea. Fue encima del rival, creció en el campo de juego con mucha gente y atacó de manera más directa. 
En los primeros minutos el delantero puntano fue importante. Ganó mucho en el juego aéreo y tuvo sus opciones de gol. A los 4’ probó desde afuera y a los 12’ cabeceó desviado. 
CAMBIÓ LAS FICHAS Y TUVO SU PREMIO. Delfino mandó a Spinelli por derecha y soltó a Orfano para que juegue de enganche. Patrón manejaba los hilos del partido, pero había piezas que pedían rotación. Uno de ellos era Becerra, quien no entraba en contacto con la pelota. Garrido ingresó por el ex Defensa y Justicia y se paró por la banda izquierda. Cuando promediaba el complementó Chitero reemplazó a Spinelli y fue determinante. 
A los 28’, el Checo fue derribado en el área del dueño de casa cuando intentaba contener el balón. Facundo Tello no dudó y sancionó penal. Sebastián Bértoli cruzó la cancha, tomó el balón y fue el que cambió la pena máxima por gol. Patronato ponía el partido 1 a 1. 
EL FINAL. Unos minutos después Rafa Márquez pudo haber dado vuelta el partido, definiendo de cabeza cuando ingresó solo por el segundo palo. El balón quedó en manos de Cavalloti. Gimnasia con orgullo salió del fondo en los últimos minutos, pero careció de astucia y cuando Patrón atacaba, siempre sufría. 
Poco premio para Patronato, por la lucha, la entrega, la intención de salir a jugar siempre de la misma manera. El equipo no define lo que genera y debe corregir esto para poder ser uno de los animadores. 
Ahora recibirá a Estudiantes de San Luis en Paraná, el domingo a las 20, vuelve a jugar en casa y tiene la chance ante su gente de poder sacarse la espina y ganar en el torneo.

El Diario