La Escuela Nº 41 de La Balsa cumple el 106° aniversario de su fundación

0
2

1436-VILLA URQUIZA-escuela-41-la-balsaEl 26 de octubre, se celebrará el 106º aniversario de la Escuela Nº 41 “José Berutti” de la zona de La Balsa (Villa Urquiza), como se conoce por estos lares. Tal como indica la fecha, la institución se inició, hace más de un siglo, en una casona propiedad de María Sosa, ubicada en las cercanías del arroyo Las Conchas. La mujer, en aquellos tiempos, comenzó a instruir a chicos de la zona y promovió la creación de una entidad educativa, idea que finalmente prosperó. Tiempo más tarde, el vecino Martín Mayr donó un predio de 5 hectáreas para levantar el edificio donde la escuela funciona en la actualidad y por la que pasaron cientos de niños y docentes. En la actualidad, cuenta con 28 niños desde el nivel inicial hasta el 2do. Ciclo y la docente que ocupa el cargo de directora suplente en estos momentos es Ana María Mistrorigo, quien tomó el puesto en julio de este año.

En diálogo con El Observador, Mistrorigo mencionó los principales proyectos con los que trabajan y señaló que “la idea es continuar con lo que se venía desarrollando, pero sobre todo respetar los principales lineamientos en los cuales se basa el programa curricular, es decir, la importancia de inculcar valores en cada actividad y siempre buscar una resolución de conflicto pacífica. Una de las propuestas nuevas que estamos haciendo desde que ocupo el cargo, está relacionado con la salud bucal. Los chicos investigan los diferentes alimentos y definen cuáles son buenos y cuáles no para el cuidado de la boca y los dientes. Hicieron maquetas sobre el tema y un odontólogo brindó una charla con más detalles. El jueves pasado, en una jornada de lectura que se desarrolló en otra escuela de la localidad, expusimos el proyecto y los chicos resumieron un poco la experiencia y mostraron sus investigaciones y presentaron pruebas de lo que iban comentando. Por otra parte, estamos trabajando en el formato laboratorio, ya que nos pareció interesante en el sentido que alienta a los chicos a ser curiosos, a leer, a exponer ideas en grupo, ponerse de acuerdo, pero por sobre todas las cosas, descontextualiza el aula, le da un respiro a los estudiantes que salen a buscar datos a la naturaleza, por así decirlo”.

En lo que respecta específicamente al aniversario, la directora expresó que “haremos un acto formal con los chicos y le vamos a cantar la canción de cumpleaños a la escuela y a recordar su historia. En tanto que el 8 de noviembre, la Asociación Cooperadora organiza la cena anual, que es el evento más grande que se hace para recaudar fondos para el establecimiento”.

En cuanto al aspecto edilicio, Mistrorigo afirmó que “estamos medianamente bien. Hace algunos días, tuvimos problemas con los pisos, en un sector que son de parqué y que están colocados desde hace más de 100 años. Las termitas invadieron esa parte y además algunos sectores están desclavados. Hicimos la presentación pertinente al municipio y empezamos a fumigar, pero es complicado y peligroso. Por esta razón elevamos el pedido a la Dirección de Arquitectura para pedir el cambio de piso, al mismo tiempo que solicitamos un techo para el playón. En este caso es para poder practicar deportes sin depender del clima”.

Por último, dejó un balance de estos meses al frente del establecimiento: “Todo cambio cuesta y mucho más en los adultos, pero vine con mucha expectativas y la verdad que se están cumpliendo. Cada una de las personas que encontré son excelentes, tienen el compromiso con la escuela y están abiertos al diálogo, son buenos compañeros en la tarea educativa, tanto docentes como no docentes, por ello estoy muy contenta con la misión que estoy cumpliendo”.