Werner: “Ganamos porque fuimos superiores”

Publicado el 24 de Octubre de 2014 por

DSCN4157 [Observador web]Es su casa y ha sido el gran desafío de siempre. Dar la vuelta con el equipo del cual es hincha. Omar Werner se abrazó con cada uno del equipo y con un rostro conmovido, analizó el partido: “Lo ganamos porque fuimos superiores a Cerrito, dicho con el respeto que se merece el rival. Excepto los primeros 15 minutos donde nos preocuparon con un par de pelotas detenidas, después pudimos imponer nuestro juego. Cuando supimos pararnos, dominamos la pelota, creamos muchas situaciones y terminamos ganando justificadamente. Anulamos el circuito de juego de Cerrito y cuando pudimos aprovechar la velocidad de nuestros jugadores, lo hicimos”.

Metió cinco hombres en el mediocampo, donde mostró esa superioridad: “Soy un convencido que el termómetro de un equipo, es la mitad de la cancha. Estaba seguro que el secreto iba a pasar por ese sector y el domingo marcamos una superioridad amplia en ese lugar. Tuvimos rendimientos muy altos como el de Figueroa en la creación y de los demás muchachos en la recuperación y presión”.

Yiyo pensó dos cosas para esta final: Los aspectos salientes del rival y la forma en vulnerar sus debilidades. “Cuando armás un sistema táctico tenés que hacer uno para defender y otro para atacar. Esa es la historia, no hay mayores secretos. Tratamos de anular las virtudes del rival e imponer nuestro juego y salió como lo habíamos planificado. El esquema defensivo de Litoral fue prolijo y cuando pudimos atacar aprovechando los espacios, lo hicimos de buena forma. Ganamos en una cancha donde no muchos lo hicieron. Cerrito se había hecho muy fuerte jugando de local, pero nosotros vinimos a jugar una final para lograr el título. Con esa ambición. Me voy tranquilo no solamente por el resultado sino también por el funcionamiento de los muchachos”.

Cuando la idea de que está a un paso de algo histórico apareció en su mente, los ojos se conmovieron con las lágrimas. “Si logramos mantener este funcionamiento, el campeonato va a quedar en nuestras manos. Falta un partido, uno intenta manejar la emoción y lo que significa personalmente, pero son muchas cosas juntas que pasan por la cabeza. Es mucho el tiempo de trabajo que llevamos con el equipo, un grupo extraordinario, sorteamos muchas piedras en el camino. Es el momento de intentar manejar esas emociones, pero no es del todo sencillo. Es una alegría tremenda pero a la vez nos da una enorme tranquilidad para jugar otra final. Cerrito nos va a jugar de otra forma en María Grande, estoy seguro. No tiene más salida que buscar el triunfo, lo vamos a analizar con serenidad en estas horas previas a la revancha”.