Alerta por el regreso del virus más mortal del planeta

0
0

virus-ÉBOLAUn comunicado del Ministerio de Salud de Guinea, generó conmoción mundial al confirmar el regreso del Ébola, considerado el virus más mortal y peligroso del planeta. Al parecer, se registraron ocho casos, uno de ellos mortal, en tan solo dos días en Conakry, ubicada al noroeste del país.

La fiebre hemorrágica hizo su aparición en el departamento de Dabola, en el centro del país, donde se registró un caso mortal, cuyo origen no fue precisado.

“El cúmulo de casos sospechosos registrados desde enero hasta el 28 de marzo de 2014 (viernes) es de un total de 111 sospechosos de fiebre hemorrágica viral, entre los cuales se cuentan 70 muertos, o sea, una tasa de morbilidad del 63%”, especifica el informe del ministerio.

La gran mayoría de los casos se registraron en ciudades y regiones del sur de Guinea, considerada como el epicentro de esta epidemia, las zonas más afectadas son Gueckedu (51 muertos sobre 73 casos detectados) y Macenta (12 fallecidos de 22 casos constatados). Hasta el viernes, los análisis de las muestras tomadas a 45 de los pacientes afectados por las fiebres arrojaron que 19 eran por el virus ébola, según el ministerio, que no precisó el origen del resto.

A este balance guineano se añaden ocho casos sospechosos -seis de ellos mortales- de fiebre hemorrágica viral en Liberia y otros seis -cinco mortales- en Sierra Leona, de acuerdo a informaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Profundamente preocupada por la epidemia que representa una seria amenaza regional, la Comunidad Económica de Estados de África del Oeste (CEDEAO), integrada por quince países, entre los cuales figuran Guinea, Liberia y Sierra Leona, hizo un llamado de ayuda a la comunidad internacional.

Los habitantes de Conakry que interrogó AFP se mostraban sorprendidos y preocupados por esta llegada del Ébola, hablando de “una nueva maldición divina” en el país, cuya historia ha estado marcada por la violencia político-militar y una gran pobreza.

Aminata Camara, empleada bancaria, considera que “esta enfermedad es extremadamente grave, más que el sida y el cólera, que la tensión (arterial) y la diabetes, porque al menos éstas cuentan con un tratamiento y a la larga pueden curarse”.

Según el Ministerio de Salud, los casos de Ébola en Conakry fueron provocados por la muerte de un comerciante originario de Dabola, cuya familia lo llevó a su región natal para ser inhumado para después regresar a Conakry. Según los científicos, los ritos funerarios, en los cuales parientes y amigos mantienen contacto con el cadáver del difunto, juegan un rol importante en la transmisión del Ébola. La enfermedad también puede transmitirse por la manipulación de animales portadores del virus, vivos o muertos.

La detección de casos de Ébola en Conakry es aún más inquietante puesto que esta ciudad, con más de dos millones de habitantes, es bastante insalubre: la mayoría de los barrios no disponen de electricidad ni agua potable, mientras que una manera eficaz de prevenir la enfermedad es precisamente la higiene.

No existe vacuna ni medicamento alguno contra el virus y solamente las medidas preventivas pueden permitir controlar su expansión, como la instalación de centros de aislamiento para los enfermos y la desinfección sistemática de los hogares de las personas afectadas.