Windows XP dejará de tener soporte oficial por parte de Microsoft

0
0

windowsTan estable, práctico y sencillo como vulnerable, Windows XP se ganó la confianza de millones de usuarios que recién comenzaban a conocer las virtudes del internet masivo de principios del 2000. A tropiezos, logró salir adelante frente a versiones mejor preparadas, aunque una gran mayoría mantuvo su fidelidad a la plataforma. Pero todo tiene su fin y el del popular sistema operativo se avecina en menos de 20 días.

Esto porque el próximo 8 de abril y luego de 12 años de actividad, Windows XP dejará de tener soporte oficial por parte de Microsoft, entrando en una lenta agonía. En la práctica, esto implica que se dejarán de ofrecer actualizaciones y parches, por lo que quedará abierta la ventana para la entrada de hackers y virus, además de no contar con el soporte técnico adecuado e incompatibilidad de programas a través del tiempo.

El problema no es menor, ya que las cifras, si bien son desiguales respecto de quién las mire, sí manifiestan el gran uso y aceptación de la plataforma. De acuerdo a Intel, un 40% de los computadores de negocios aún ejecutan Windows XP, cifra que para Microsoft “sería de sólo un 18% y disminuyendo”. Sin embargo en ninguna estadística se cuenta una cantidad no despreciable de software pirata, que aunque no cuenta con números oficiales, en más de una oportunidad incluye a pequeños cybercafés donde los usuarios ejecutan compras virtuales, acceden a sus correos o las redes sociales.

Entonces, es ahí donde aparecen algunas preguntas esenciales: ¿Hasta cuándo podré permanecer de manera medianemente segura en Windows XP? ¿Qué hacer si no dispongo de los medios para conseguir un computador más actualizado? ¿Podré mantenerme en Windows pero sin llegar a la última versión? ¿Qué otra plataforma elegir en caso de cambiarme?

Los riesgos: Como ya lo mencionamos, las actualizaciones periódicas de Microsoft ofrecen soporte ante errores, bugs y agujeros de seguridad, en su mayoría inexistentes en plataformas más actualizadas como Windows 8.1, y que también protegen de ataques externos. A esto se suma que con el tiempo, programas, antivirus, aplicaciones web y navegadores como Google Chrome no serán compatibles con el sistema, dejando al equipo en riesgo. Lo mismo ocurre con el hardware, ya que los componentes nuevos que lleguen al mercado no tendrán los drivers correspondientes.

Cajeros automáticos y amenazas de hackers: Según la consultora Retail Banking Research, en el mundo existen actualmente unos 3 millones de cajeros automáticos con el sistema operativo, representando un 95 por ciento del total. Aunque la cifra es menor que lo estimado en el campo de las computadoras personales, el riesgo se vincula con el acceso ilegítimo a través de un simple pendrive o CD y es por ello que al menos en Estados Unidos (con 420 mil unidades) el cambio ya comenzó hace algunas semanas.

Las opciones: Por suerte Microsoft se adelantó a este panorama y aunque el 8 de abril es la fecha oficial para el fin de soporte de XP, no está todo perdido. De acuerdo a Francisca Arenas, Gerente de la División Windows de Microsoft Chile. “hasta el 14 de julio de 2015 se continuará con los parches antimalware, aunque las actualizaciones para mejorar las funciones del sistema ya habrán llegado a su fin”. La opción es entonces, elegir un buen antivirus y esperar un tiempo para elegir la oferta de PC que mejor se adapte a nuestras necesidades y el bolsillo, sin tomar decisiones aceleradas.

Ante ello, las otras versiones de Windows también son una buena alterativa. Si bien Microsoft espera que el cambio a Windows 8.1 aumente la tasa de adopción, otras plataformas como Windows Vista o 7 tienen soporte para varios años (11 de abril de 2017 y 14 de enero de 2020, respectivamente), aunque la mala evaluación de Vista por parte de los usuarios hace que Windows 7 finalmente aparezca como la mejor opción. ¿Qué hacer? Lo primero es evaluar al equipo que poseemos y analizar si cuenta con las características necesarias: Como mínimo, procesador con una frecuencia de 1 Ghz, DirectX 9 con controlador WDDM, 1 GB de memoria RAM para la versión de 32 bits y 2 GB de RAM para la de 64 bits, además del correspondiente espacio en el disco duro para la instalación. Así, si deseas migrar a una versión más moderna de Windows, Microsoft lanzó un sitio que informa al usuario qué sistema operativo utiliza y lo guía a través de simples pasos para dejar de lado a la anterior plataforma. En caso que quieras copiar tu perfil de un sitema a otro, la empresa también dispuso una aplicación gratuita para tal efecto, aunque no traslada los programas instalados en el antiguo PC.

Por último, la otra alternativa tiene que ver con Linux y Mac OSX como sistemas operativos, aunque en el primer caso le juega en contra el desconocimiento de los usuarios menos experimentados, y en el segundo la adopción de una plataforma nueva, con una interfaz similar pero con distinta usabilidad.