Poscosecha de arroz: Novedoso sistema reduce el daño en los granos

0
0

arrozEn Argentina se almacenan 70.000 toneladas de arroz en bolsas plásticas. Al extraerlos, una parte de los granos se quiebra con pérdidas de hasta el 5% de la producción. Para evitarlo, técnicos del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria desarrollaron y patentaron un prototipo que simplifica la tarea, reduce costos y disminuye los daños.

Oscar Pozzolo, director del Instituto de Ingeniería Rural del INTA Castelar, destacó que “el porcentaje de grano entero es el principal componente formador de precio, produciéndose bonificaciones directas por cada punto que se comercialice por encima del 60%. Cualquier elemento que modifique estos valores repercute directamente en el precio final”.

En esta línea, Horacio Aguerre y Facundo Bré, alumnos de la carrera de ingeniería electromecánica, con la tutoría de Pozzolo, desarrollaron un prototipo, en base a las maquinarias existentes, que evita los daños en los granos, al tiempo que simplifica la tarea y reduce los costos. Actualmente, el desembolso de los granos se realiza con extractores mecánicos que, de acuerdo con estudios del IIR, quiebran los granos y generan pérdidas de hasta el 5% de la producción. “La mayor parte del daño es producido por los sinfines, esta se ve agravada por factores como la inclinación y el desgaste, generando hasta 8 veces más de quebraduras que un sinfín horizontal y en buen estado” detalló Pozzolo. Asimismo, el especialista aclaró que a pesar de existir sistemas neumáticos que no generan un daño considerable al grano, tienen una baja capacidad de transporte, una demanda de potencia elevada y un elevado costo operativo y de adquisición.

El nuevo extractor se destaca por su simpleza y por su reducida cantidad de piezas. “Se desarrolló una máquina híbrida que combina el funcionamiento de los sistemas mecánicos y neumáticos, eliminando sus debilidades”, afirmó el director del IIR. Así, gracias al financiamiento de la Fundación del Nuevo Banco de Entre Ríos, se pudo construir el prototipo en escala 2:1 simplificado, lo que permitió corroborar el correcto funcionamiento del desarrollo. Pozzolo destacó este logro y explicó que la innovación, recientemente patentada, también es aplicable a otros granos.

El prototipo tiene una capacidad de transporte de 80 toneladas por hora que, según Pozzolo, “podrían ascender a 200 o más” si se modifican las configuraciones del diseño inicial y parámetros de funcionamiento. A fin de reducir los daños en los granos, los técnicos eliminaron el sinfín inclinado de elevación y lo reemplazaron por una rueda que traslada a los granos desde la salida de la plataforma de recolección hasta el sector de barrido. Allí, los granos se enfrentan a una corriente de aire ascendente –generada por un ventilador– que los obliga a abandonar la rueda y posicionarse en un tubo para luego descargarlos mediante el ciclón separador.

Del sistema mecánico se adoptó la plataforma de recolección y del neumático la etapa de elevación, compuesta por el tubo de elevación y ciclón de descarga. Asimismo, se eliminaron las etapas de recolección –con su correspondiente turbina– y las de transporte y direccionamiento interno, para evitar el ciclón de separación y la válvula rotativa.