Carles: “Es preocupante el marketing político que hacen del Código penal”

0
1

codigoRoberto Carles, coordinador de la Comisión que presidió el juez de la Corte Suprema de Justicia Raúl Zaffaroni, se refirió a la actitud de algunos dirigentes frente al anteproyecto de reforma del Código Penal que presentará el Gobierno en el Congreso, al tiempo que afirmó que “no se excluye la prisión perpetua porque nunca la hubo” y que las excarcelaciones “siguen siendo competencia de las legislaturas provinciales”.

 

Además informó que durante el día de hoy estará subido a la página web del Ministerio de Justicia el anteproyecto, para que “todos puedan discutir sobre un mismo texto”.

 

“El proyecto no es lo que más me preocupa en este momento. Es preocupante para la democracia, para el funcionamiento institucional, lo que ha pasado en la última semana. Estamos entregando el Estado de Derecho al marketing político”, dijo el abogado en declaraciones formuladas a radio Vorterix.

 

En este marco, Carles apuntó al líder del Frente Renovador y diputado nacional, Sergio Massa, al atribuirle “manipulación de la opinión pública” al expresar “barbaridades” que “nada tienen que ver con el texto del anteproyecto elaborado”.

 

Incluso, diferenció a Massa de Carlos Ruckauf, que hace unos años pidió mano dura para los delincuentes, y de Juan Carlos Blumberg, que solicitó en su momento incremento de penas, y dijo que “por lo menos ellos tenían una opinión”, mientras que el ex intendente de Tigre “manipula directamente la opinión pública diciendo barbaridades”.

 

Carles lamentó que los que formaron parte de la comisión tengan que estar “respondiendo mentiras” en vez de “incrementar el nivel de debate”.

 

En referencia a quienes cuestionan la reforma porque dicen que “no habrá prisión perpetua”, el abogado explicó que “en Argentina no hay prisión perpetua, ni la hubo nunca”, y que si bien “está incluida en la letra del texto del Código Penal”, elaborado en 1921, “esto fue sólo para que no se incluyera la pena de muerte”, porque “en la práctica no existe”.

 

“El que es condenado a perpetua no pasa más de 20 o 15 años preso”, afirmó, y agregó que en lo que hace a penas a menores que delinquen “habrá que dictar un régimen penal juvenil” porque el Código Penal “es para mayores de 18 años”.

 

En cuanto a delitos contra la integridad sexual de los menores, más conocido como corrupción de menores, Carles señaló que “se han subido las penas cuando la víctima sea menor de 13 años, entendiendo que el hecho puede afectar el desarrollo psico-sexual del menor”.

 

Además, dijo que con la reforma se avanzó en describir cuáles son consideradas conductas de corrupción de menores, tipificándolas en tres conductas concretas que pueden tener un efecto corruptor, entre las que se cuentan exhibición de pornografía.

 

En lo que se refiere a la excarcelación, el coordinador de la Comisión que elaboró el anteproyecto indicó que estas “son competencia de las legislaturas provinciales”, y recordó que por sus dichos al respecto es que el juez Zaffaroni mandó a Massa de nuevo a la facultad.

 

“Massa intenta instalar la idea de la puerta giratoria. Pero lo que se olvida es que la excarcelación rige para las personas procesadas, es decir para los imputados”, consignó.

Carles también replicó los dichos de Massa respecto a que el nuevo Código beneficia a los violadores, y explicó que “en realidad se deja la misma pena y se sube el máximo cuando la víctima es menor de 13 años”.

 

En lo que hace al delito de corrupción de un funcionario público, el letrado indicó que “se le agregó una multa, más el producto del delito del que participó, sea soborno o enriquecimiento ilícito”.

 

También dijo que “no se baja la pena” para casos de trata, y lamentó que tengan que dedicarse a desmentir cuando se apunta a “elevar el nivel de debate”.

 

“Todos como ciudadanos, y más los que tenemos una responsabilidad pública, tenemos el deber de tratar de elevar el nivel de debate y de no caer en la tentación de entrar en la lógica publicitaria que están tratando de imponer. Creo que es posible hacer un debate serio sin caer en la movida publicitaria, y avanzar en la reforma que es totalmente necesaria”, concluyó.