Federal: Empleado rural asesinó a su concubina y luego se suicidó

0
1

femicidioUn hombre que era buscado intensamente por la policía desde la tarde del sábado, luego de que en un establecimiento rural ubicado al norte de Federal, matara a su concubina aplicándole dos puñaladas en el pecho, fue hallado por un can de la policía de Feliciano que colaboraba con los efectivos federalenses, alrededor de las 6.30 de este domingo.

 

Minutos después de que Luis Ángel Gómez (30) asestara dos puñaladas en el pecho de su concubina, Eva María Fernández (24), en la siesta del sábado, personal policial y de la brigada de prevención de delitos rurales se abocaron a la búsqueda del asesino en los montes de la zona, e incluso en la misma ciudad de Federal, donde tiene familiares.

 

El trabajo continuó durante toda la madrugada, recibido diferentes datos de los lugares donde el hombre fue visto mientras huía; hasta que alrededor de la 2 se logró un dato preciso sobre el lugar donde se encontraría, ubicado en Colonia Federal, pero cuando la policía llegó el prófugo había recién dejado ese lugar.

 

Según las informaciones recabadas por Federal al Día, allí recién el hombre se habría enterado de que las heridas que le había producido a su concubina le había causado la muerte, estimándose que pudo ser lo que lo llevó a decidir quitarse la vida.

 

Con las primeras luces de este domingo, la policía comenzó en las inmediaciones un importante rastrillaje, que sumo a unos 50 funcionarios policiales a cargo del Jefe de la División Operaciones y Seguridad, Comisario Inspector Fabio Jurajuría y también un can (Homero) de la departamental de policía de San José de Feliciano.

 

El animal encontró pocos minutos más tarde a Gómez, quien estaba sin vida colgando de un árbol, con la atadura de una manea en su cuello, a unos 200 metros de la vivienda del vecino Horacio “Pacho” Cis, en su chacra de Colonia Federal.

 

Tras las acciones periciales de rigor, supervisadas por la Fiscal en Turno, Eugenia Molina y los médicos forense y policial, el cadáver fue trasladado a la morgue del Hospital J. J. Urquiza, donde se le realizó la autopsia que había sido ordenada por la autoridad judicial.

 

El fallecimiento primero de Eva María y más tarde de Gómez, su asesino, dejó huérfana a la niña Camila Alejandra Gómez, de solo tres años de edad.