Con 5.000.000 de firmas, buscan frenar la Reforma del Código Penal

0
1

asaltoUna comisión especial integrada entre otros por el juez de la Corte Suprema de Justicia, Raúl Zaffaroni, el diputado Federico Pinedo (PRO), los ex legisladores Ricardo Gil Lavedra (UCR) y María Elena Barbagelata (Partido Socialista) y el ex juez León Arslanian, elaboraron un anteproyecto de reforma del Código Penal, el que fue presentado semanas atrás a la presidenta de la Nación, Cristina Fernández. La iniciativa generó reacciones en gran parte de la sociedad, ya que 8 de cada 10 delitos serían excarcelables a partir de su aprobación y más de 17.000 presos quedarían libres.

El diputado nacional del Frente Renovador, Sergio Massa, remarcó que “8 de cada 10 delitos son excarcelables, con lo cual se consagra el principio de la puerta giratoria del que culpábamos a los jueces. Es un mensaje muy peligroso, que delinquir es gratis y que los delitos más graves, entre ellos el tráfico de drogas, serán excarcelables o sufrirán reducción de pena. Con esta modificación, se abrirán las puertas de las cárceles…”.

El legislador anunció que “tenemos en marcha una campaña con el objetivo de juntar 5.000.000 de firmas para impedir esa modificación. El objetivo es que el proyecto no llegue al Congreso, ya que consideramos que no es el momento para bajar las penas”. Massa informó que la página www.noalnuevocodigopenal.org está abierta para recibir adhesiones a esa posición e indicó que “hay que impedir la reforma porque beneficia a los delincuentes… Habrá una amnistía para los presos más peligrosos, que saldrán a la calle inmediatamente cuando se apruebe, por ser una ley más benigna. Es importante actualizar las leyes a la realidad social, pero una cosa es encerrarse entre 4 paredes a teorizar y otra es recorrer las calles y ver qué pasa… No debe ser una discusión de izquierda y derecha y hay que darle la oportunidad al debate a la sociedad. No se puede descalificar simplemente a quien quiere juntar firmas e involucrar a la gente en este tema”.

En nuestra provincia, el sector liderado por el ex gobernador Jorge Busti, se sumó a la campaña de recolección de adhesiones y al respecto, el precandidato a gobernador, Gustavo Zavallo señaló que “entendemos que este anteproyecto lo único que hará será abrir aún más la brecha de inseguridad que hoy reina en el país. De aprobarse, se bajarán las penas de 146 delitos, en comparación con el código penal vigente, entre ellos el homicidio agravado, la tortura, el secuestro, la trata de personas, la violación, el tráfico de estupefacientes, entre tantos otros. En líneas generales, lo que hará, será dejar impune a múltiples delitos y en facilidad de acción y libertad a delincuentes que hoy se han adueñado de las calles entrerrianas y del país. Sin ir más lejos, uno de los fenómenos criminales más devastadores, como lo es el tráfico de estupefacientes, sería excarcelable al igual que el robo con armas, según el nuevo Código Penal”.

Por otra parte, familiares de víctimas y miembros de asociaciones civiles sin fines de lucro dedicadas a combatir la inseguridad emitieron esta semana un comunicado con duros cuestionamientos al anteproyecto y señalaron que “toda la política de prevención del delito caerá en saco roto, porque los redactores pensaron sólo en la afectación que las penas le producen al causante del delito, en lugar de contemplar los derechos de las víctimas, cuyo bien supremo –la vida– ha sido lesionado… En el anteproyecto, el homicidio vial en los casos agravados es tratado como un delito menor. El autor será pasible de una pena mínima de un año (cuando actualmente es de dos) y del beneficio de la suspensión del juicio a prueba, o probation… Además, rechazamos de manera categórica la incorporación de las inaceptables ‘penas alternativas’, la eliminación de la reincidencia y de la prisión perpetua. La pesadilla de sufrir los efectos de la impunidad judicial, nos resulta insoportable, pero no admitiremos que se transforme en una realidad perdurable… El derecho a la seguridad es la garantía que protege todos los demás derechos humanos…”.