Encontraron en Tierra del Fuego un barco español hundido en 1765

0
1

barco-tierra del fuego-1765Restos de un barco español de los tiempos de la colonia fueron encontrados por un equipo de arqueólogos locales en la costa de Tierra del Fuego. Se trata de piezas que pertenecieron al navío español “La Purísima Concepción”, hundido en 1765 y famoso porque su tripulación construyó otro barco para salvarse luego del naufragio.

El anuncio fue realizado por autoridades provinciales y nacionales que forman parte del Programa Arqueológico Costa Atlántica, una iniciativa gestada en 2009 para relevar 200 kilómetros de la costa este fueguina, desde el sur de la ciudad de Río Grande hasta el Cabo San Diego.

La expedición, que recorrió a caballo la zona de Península Mitre, logró encontrar fragmentos de madera, metal, restos de cerámica y vidrio, además de las balas del cañón del barco, informó a la prensa la arqueóloga e investigadora Dolores Elkin, titular del Programa de Arqueología Subacuática del Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano.

La mujer adelantó que el material hallado será trasladado a Buenos Aires, donde se analizará en forma más compleja, y también se intercambiará información con especialistas españoles “antes de ser devuelto a la provincia, porque forma parte de su patrimonio histórico y cultural”, señaló.

Según relataron los expertos, el Purísima Concepción había partido del Puerto de Cádiz con 193 personas a bordo, al mando del capitán Joseph Ostolaza, y tras su hundimiento en la zona de Caleta Falsa, en enero de 1765, la tripulación permaneció en tierra tres meses conviviendo con los nativos de la zona.

Los navegantes lograron construir otra embarcación con los restos de la hundida y madera de la zona, por lo que se considera que ese fue el primer barco construido en suelo fueguino. Además, el 10 de enero del mismo año, el capellán Juan Álvarez celebró una misa que también es considerada la primera ceremonia de este tipo realizada en Tierra del Fuego.

El equipo de arqueólogos que recorrió la zona logró ubicar el sitio de otros doce naufragios que también serán estudiados en forma pormenorizada, y se inventariaron unos 400 sitios arqueológicos vinculados con pueblos originarios.

“No se hicieron excavaciones sino que se registraron e inventariaron las muestras que se encontraron a la vista y se tomaron fragmentos de esos materiales”, explicó Elkin.

Asimismo, el director del Programa Arqueológico Costa Atlántica, Martín Vázquez, subrayó que el sitio fue relevado por su historia rica en acontecimientos y porque permite “registros de alta visibilidad, que en otros lugares son más difíciles de hallar”.

Vázquez remarcó el trabajo conjunto de instituciones como la Secretaría de Cultura de la provincial, el Museo del Fin del Mundo, el CONICET y la Secretaría de Cultura de la Nación. De la expedición participaron también la investigadora Mónica Grosso, el arquitecto Cristian Murray y el profesor Christopher Underwood, de la Sociedad de Arqueología Náutica de Inglaterra e investigador de la Secretaría de Cultura de Nación.

A su vez, el secretario de Cultura de Tierra del Fuego, Sergio Araque, anunció que una vez que se realicen los informes con los resultados de los hallazgos, serán publicados en forma de libro por la Editora Cultural dependiente de la provincia.