Detectan dos casos de trabajo infantil en una panadería de Maciá

0
0

trabajo infantilComo resultado de varios operativos de fiscalización realizados en el Departamento Tala, inspectores del Ministerio de Trabajo de Entre Ríos, de las Delegaciones Paraná y Diamante, detectaron dos casos de explotación laboral de menores en Maciá. Se trata de dos jóvenes de 13 y 15 años, que realizaban tareas de ayudante de panadería en un autoservicio.

 

Esta situación fue denunciada por la Delegación Departamental Tala del Ministerio de Trabajo de la provincia, por expresa instrucción del titular de dicha cartera, Guillermo Smaldone, ante la Fiscalía de Rosario de Tala, a cargo de la Fiscal Auxiliar, Dra. Silvina Cabrera.

 

Luego de constatar la minoridad de los trabajadores se labró un acta de infracción directa al empleador por ocupar a menores de edad para beneficio propio. Los chicos en tanto, quedaron a cargo del Área de Niñez y el Copnaf.

 

El ministro Smaldone lamentó la noticia considerando que “es hora de que todos comprendamos que sólo los niños que se eduquen estarán en igualdad de oportunidades mañana. El niño que trabaja llega a la edad adulta sin la preparación necesaria para acceder a ocupaciones calificadas, circunstancia que le impide modificar su situación de precariedad. Así, el trabajo infantil perpetúa el círculo vicioso de la pobreza”.

 

Más tarde señaló que “la Entre Ríos de hoy no se merece tener niños trabajadores”, y felicitó “al delegado departamental de Gualeguay, José Osvaldo Brieva, quien hizo la presentación en la Fiscalía, y a los inspectores del Ministerio de Trabajo de la provincia, de las Delegaciones Paraná y Diamante, quienes llevaron adelante la inspección en la que se detectó a los niños trabajadores”.

 

Y consideró que “el hecho de que se pueda condenar penalmente a los responsables de la explotación infantil constituye un paso importantísimo y se ubica en sintonía con la lucha que se está impulsando a nivel nacional y provincial para erradicar la problemática de una vez por todas”.

 

Luego señaló: “Hemos hablado en varias ocasiones con el gobernador Urribarri sobre la importancia que tiene contar con el respaldo de una ley que ahora condena penalmente a quien utilice laboralmente a los menores”. Agregó que “el contratar o tener trabajando a un menor de 16 años ya no solo se sanciona con la imposición de una multa, sino que también el empleador puede ser sancionado penalmente con prisión de uno a cuatro años”.

 

“Con la sanción de esta ley, durante 2013, hemos sumando una importante herramienta para continuar incluyendo y reparando derechos”, afirmó Smaldone. Precisó que “los niños trabajadores se ven imposibilitados de ir a la escuela, o limitados en el rendimiento escolar. El 85 por ciento de los niños que trabajan sufren de dos a tres años de retraso escolar y están en grave riesgo de abandonar la escuela, de hecho, tres de cada cuatro abandonan los estudios”.

 

Luego, el titular de la cartera laboral entrerriana señaló que “esta legislación importó un cambio de paradigma. El trabajo infantil es un problema histórico en nuestro país, una problemática que en décadas pasadas casi no tenía condena social y paradójicamente, era considerada parte de la cultura”.

 

Destacó que “ya no hay lugar para especulaciones o justificaciones culturales. Hoy la demanda de saberes y competencias exige educación como base para estar en igualdad de oportunidades y el trabajo infantil es un delito penal”.