Gerdau habló de los problemas que hubo en la Ruta Nº 51 y de las próximas obras a encarar

0
1

GerdauEn diálogo con El Observador, el senador provincial Natalio Gerdau (Departamento Gualeguaychú), brindó precisiones sobre los problemas de transitabilidad que hubo en caminos rurales de la región y expresó que “más allá de las condiciones climáticas adversas e inéditas, el corte de la Ruta Nº 51, en el tramo Irazusta/Larroque, dejó al descubierto algunas falencias de las que como integrante de este gobierno, me hago cargo en lo que corresponde… Antes de ser senador, fui jefe de Vialidad Departamental Gualeguaychú, es decir que conozco muy bien el contexto. En el tramo que mencioné antes, se realizaron trabajos de preparación para una futura pavimentación, tarea que estuvo a cargo de la DPV y si bien es cierto, las lluvias y los inconvenientes llegaron en días en los que toda la estructura baja su ritmo de trabajo, no puede suceder que se corte la comunicación vial. Tenemos que asegurar la transitabilidad y en ese sentido, el Ing. Jorge Rodríguez (presidente de Vialidad Provincial) me aseguró que esa circunstancia no se repetirá”.

-También hubo problemas en el tramo Urdinarrain/Parera…

-Es cierto, aunque por mucho menos tiempo y en este caso, estuvimos ante un incumplimiento por parte de las empresas que trabajan para la pavimentación. Si bien venían adelantados con los trabajos, su obligación es garantizar que se pueda transitar y en ese sentido, también hubo fallas de nuestra parte, porque para cada obra que el Estado adjudica, designa un inspector, que sin dudas falló en su función.

-¿Que sucederá de aquí en más?

-De Urdinarrain a Parera como dije, la obra de pavimentación está en marcha y el plazo vence el año que viene. Desde Vialidad Provincial me confirmaron que en los próximos meses se licitará la pavimentación del tramo Irazusta/Larroque… Los trabajos los inició Vialidad y ahora el sector privado deberá completar el proyecto. Es importante señalar que en el origen todo sería con financiamiento externo, pero ante las dificultades financieras internacionales el Estado provincial no miró para otro lado, al contrario, se decidió a pavimentar con fondos propios. Priorizamos los dos tramos que mencionamos, porque de esa manera aseguramos la conexión con poblaciones como Talitas y Almada, que no están a la vera de la Ruta Nº 51.

-¿Que pasará con el camino que une Almada con Gualeguaychú?

-Tengo entendido que no hay inconvenientes graves. La presidenta de la Junta de Gobierno me comentó que a pesar de las copiosas lluvias la zona del Barrio Largo por ejemplo, soportó bien. El ripio hacia Gualeguaychú también responde, pero no hay que olvidar que hay un tramo hasta Almada que el camino es de tierra y ante las lluvias, no hay mucho para hacer.

N de la R: Cabe acotar que el miércoles, un cronista estuvo en la Ruta Nº 51, desde Urdinarrain hasta Parera y si bien es cierto que se observan algunos trabajos realizados, la impresión es que ante lluvias importantes, pueden surgir nuevamente inconvenientes. En las inmediaciones del establecimiento CLIA, hay un par de sectores en los que desapareció el ripio, siendo lugares bajos, por lo que solo bastaría el paso de un par de camiones, para que sea imposible el tránsito por dicho lugar.