El Cont. Fernando A. Huck habló sobre los 35 años del lanzamiento del Parque Industrial de Crespo (PI)

0
2

Parque Industrial CrespoMuchos crespenses desconocen la verdadera historia del origen de la creación del Parque Industrial de Crespo, el cual acaba de cumplir 35 años. El Cont. Fernando A. Huck publicará en varios capítulos, cómo fueron los primeros pasos de lo que hoy es uno de los máximos orgullos de todos los crespeneses y uno de los mayores proveedores de puestos de trabajo en esta región, quiénes colaboraron originalmente con esta idea y qué futuro podría tener en los próximos 5 años.

Huck lo cuenta así: “La idea del Parque Industrial, entre otras iniciativas para ayudar a que Crespo inicie una etapa agresiva de crecimiento integral, nació en 1978, en pleno gobierno militar, sin un HCD democráticamente funcionando. Creí necesario que las 10 principales instituciones de la ciudad debían estar apostando a lo mismo, por lo que las convoqué, les expliqué de qué se trataba y fue un verdadero éxito la respuesta. Los convencí de fundar una institución madre llamada “Corporación de Desarrollo Proyecto Crespo 2000”, la cual funcionó muy bien hasta que en 1984 le pasamos la posta al municipio, tras la llegada de la democracia. Publicamos 10 ideas-fuerza a mediados del ‘79. La principal era que Crespo llegara al año 2000 calificada como una ciudad con mentalidad industrial y que aportara mucho trabajo para evitar que los jóvenes emigren a otras facsimil Paralelociudades. Hablé sobre este tema con Luis E. Jacobi, director de Paralelo 32, quien se entusiasmó con las propuestas y publicó el 27 de febrero de 1979, a toda tapa, un reportaje que me hizo, titulado “Las grandes ciudades del mundo programan su futuro. Crespo también debe hacerlo: Proyecto Crespo 2000”. Jacobi luego quedó como secretario de prensa de la nueva institución. Una vez publicada la nota, visité a Héctor Motta para ofrecerle la presidencia de la Corporación, lo cual aceptó gustoso y fue uno de los promotores principales de todo lo bueno que se hizo en los siguientes 5 años, lo cual publicaremos en próximas ediciones. Yo quedé como Coordinador General de la Corporación. El intendente Modesto Zapata colaboró con todo lo que desde el municipio se podía hacer, especialmente con la compra de las primeras 14 hectáreas del predio en 1980 sobre Ruta Nacional Nº 12, a sólo 1800 metros del acceso norte de esta ciudad. Desde aquel día, ya han pasado 35 años de crecimiento industrial, lo que fue uno de los motivos por los que el viernes 27 de diciembre de 2013, pedí hacer uso de la Banca Ciudadana en el HCD, en la que dije lo siguiente: “Quiero expresarme como ciudadano, profesional y empresario de Crespo, tras conocer algunos de los alcances de la flamante Ley de Promoción y Desarrollo Industrial que se elaboró en forma conjunta, entre el sector público y el privado, por impulso del gobernador Sergio Urribarri. Ahora tenemos una importante ley para aprovechar mejor las potencialidades de Crespo como destino de inversiones, si se logra solidificar esa nueva relación pública-privada que la creó. Y si así fuera, vamos a vivir en la mejor provincia de Argentina, ya que habrá beneficios que se extenderán a 20 años para quienes se radiquen en los parques industriales entrerrianos. Habrá exención del impuesto a los Ingresos Brutos, a las ventas mayoristas, al Impuesto Inmobiliario y automotor y el aporte patronal de la Ley 4035, entre otras. Habrá descuentos en energía eléctrica, subsidio para obras de infraestructura eléctrica y gasífera y programas especiales para facilitar el acceso de recursos humanos a las empresas. Pero se les pidió a los municipios que adopten idénticas medidas sobre las tasas municipales y es ahí en donde este HCD podrá ayudar a que muchas empresas y capitales se radiquen en Crespo, para asegurar el pleno empleo de nuestros jóvenes en el futuro. Cuando llegué a Crespo, inmediatamente colaboré desde 1976 con Contador Fernando Huck (Banca ciudadana HCD)muchas instituciones. Si bien dediqué mucho esfuerzo y pasión en difundir la importancia de Crespo a través de la prensa escrita, radial y televisiva, con humildad puedo recordar que también fui, entre otros cargos, cofundador y tesorero de la Asociación Arg. de Descendiente de Alemanes del Volga, secretario de la Asociación Crespo Capital de la Avicultura en 1977, fundador en 1978 y luego coordinador general de la Corporación de Desarrollo Proyecto Crespo 2000, presidente del Centro Comercial, Industrial y Agropecuario en 1980, fundador de la Colectividad Alemana, presidente del Centro de Migración Euro-Argentino, presidente de la Asociación de FM de ER (AFMER), presidente de la Expo Entre Ríos del MERCOSUR Comercial, Industrial, Agropecuario y Artesanal, presidente del Centro Radial, Televisivo, Periodístico de Entre Ríos, etc., poniendo mucho interés en mejorar la calidad de vida de la gente, incrementar la productividad comercial e industrial de Crespo y en crear nuevas fuentes de trabajo. Con mis aciertos y mis errores, algunos de estos objetivos se lograron en forma inmediata y otros, en el corto, mediano o largo plazo. Ahora voy camino a cumplir 64 años, pero todavía me quedan algunas ganas de trabajar para que Crespo logre más avances científicos, tecnológicos, informáticos, culturales, deportivos, económicos, en las comunicaciones y en las actividades laborales. Por eso, como empresario quiero hablarles del futuro de Crespo, de lograr entre todos, una mayor promoción del trabajo y la producción, prestar mayor atención en fijarnos metas que hagan a un mayor crecimiento real del comercio y la industria local. Crespo creció por la multiplicación de actividades de todo tipo, por la fuerza del empresariado chico, mediano y grande. Muchas localidades quieren ser como Crespo y con el empuje que ahora le ha dado a la industria el gobierno provincial, cada municipio trabajará muy duro para lograr la radicación de empresas y en esa carrera no nos podemos quedar atrás. Los empresarios agradecemos a todos ustedes y a los funcionarios públicos oficialistas y de la oposición, que hacen su trabajo con transparencia, profesionalismo y dedicación, buscando siempre lo mejor para los crespenses, entre ellos, el que logren crear más empleos. Pero si no fomentamos fuertemente el crecimiento de nuestra economía y si no logramos radicar nuevas empresas, no vamos a lograr esos empleos. Debemos evitar divisiones entre nosotros por razones políticas o de competencias y hacerles conocer a los jóvenes de Crespo, la importancia que tiene el tener una visión progresista, aferrada en los principios básicos de libertad, democracia y respeto al Estado de Derecho, como primera opción para la prosperidad y el desarrollo sostenible de cada uno de ellos. Crespo es lo que es, también por el espíritu de servicio de muchos empresarios, que han dedicado su tiempo y esfuerzo para construirla, creando esos empleos. Pero los empresarios necesitamos sentirnos fuertemente apoyados con la eliminación de obstáculos, para que podamos producir y competir mejor. Debemos sentir claramente que desde este Honorable Concejo Deliberante y del Ejecutivo político de turno, se gestionan día a día políticas públicas que faciliten permanentemente el crecimiento económico, reduciendo engorrosos trámites para poder industrializar y comercializar mejor nuestra producción, en esta localidad, en la provincia, en la nación o en el exterior. Los empresarios necesitamos un clima propicio de inversión, un clima de confianza, un clima de seguridad jurídica y de estabilidad en las políticas de desarrollo, para asegurar a los inversores locales y a los que quieran venir, que no se les hará difícil producir aquí, invertir aquí, establecerse aquí, fabricar cosas aquí. Que no les van a expropiar algún día sus empresas o bienes, ni que se les aumentarán desmedidamente los impuestos y tasas, ni que nunca serán calificados como amigos o enemigos, por razones políticas. Se ha hablado de la integración y la asociación público-privado para hacer crecer a Crespo en todos sus aspectos. Muchos nos hemos encargado desde hace años de difundirlo y hacerlo conocer, pero no basta. Debemos consolidar esa línea de pensamiento progresista y transmitírsela a las nuevas generaciones, para que ellos se ocupen de hacer que Crespo siga siendo la ciudad más productiva, más progresista y más desarrollada de Entre Ríos, a través del empresariado, de políticas eficientes y la gran y eficiente masa laboral local. Estimados integrantes del oficialismo y la oposición: Espero que interpreten bien estas palabras, que es un pensamiento de alguien que quiere lo mismo que ustedes, que es hacer crecer permanentemente a Crespo, hermanados en los objetivos altruista que nos legaron nuestro antepasados y que deberíamos potenciar para el futuro. De todos nosotros depende. Gracias”.