Dra. Liliana Crispens: “Los hábitos de manejo están empezando a cambiar”

0
4

1400-MARÍA GRANDE-DRA.CRISPENS LILIANA-jueza-faltasLa nueva jueza de Faltas del municipio de María Grande, Dra. Liliana Crispens, dialogó con El Observador y se refirió a las principales tareas con las que se encontró, tras asumir en el cargo en diciembre de 2013.

Al respecto la profesional indicó que “para nosotros fue primordial enfrentar el tema más álgido, que es el del tránsito. La ciudad está creciendo mucho, hay una gran cantidad de automóviles y sobre todo motos y era necesario ejercer más control. Esto se logró gracias al arduo trabajo con los inspectores y a la implementación de otras modalidades en cuanto a operativos. Se hacen periódicamente controles de alcoholemia a la salida de boliches, en la puerta de kioscos, bares o pubs y nos hemos encontrado con un 70% de personas que no usan casco o que carecen de la documentación básica para poder conducir. De todas maneras, es para destacar que, una vez consumada la infracción y su correspondiente sanción, la mayoría de los vecinos muestra una alentadora voluntad de hacer las cosas bien. Se presentan siempre cuando se los cita, consultan, no se quejan y se hacen responsables de lo que ha sucedido. Honestamente no sé si tiene que ver con que haya más más vigilancia, pero lo que es seguro es que los hábitos de manejo están empezando a cambiar. En este sentido, estamos pensando en poner en práctica otro sistema además de las multas convencionales que se aplican como como consecuencia de la contravención. Más precisamente, la idea es establecer el trabajo comunitario para aquellos chicos reincidentes en las infracciones y también tenemos la intención de hacer talleres de educación vial en escuelas primarias y secundarias. Probablemente, cuando comience el ciclo lectivo daremos inicio a estas charlas a las que se agregarán otras sobre drogas, alcohol y las consecuencias de las intoxicaciones, dictadas por médicos y enfermeros”.

En referencia a otros aspectos de su labor, la Dra. Crispens manifestó que “en este año nos hemos puesto como objetivo intensificar los controles en las carnicerías y lugares de venta de alimentos. Uno de los puntos claves relacionados con esto, son las capacitaciones del personal y ya empezamos en 2013 pero vamos a continuar haciendo cursos para todos los que participen en este proceso, tanto en cuestiones de salud como de sanidad y bromatología”.

Asimismo, hizo un análisis de lo realizado en estos primeros meses de trabajo, señalando que “en la parte positiva resalto la intención de la gente en general de querer cambiar las cosas y aportar siempre para mejorar. Entender que los requisitos que exigimos son mínimos, carnet de conducir, seguro y papeles del vehículo. Además, se ha ampliado la cantidad de inspectores y eso cambió mucho el panorama porque realmente no alcanzaban. En esto tuvo una injerencia importante el intendente Hugo Maín, que nos dio una mano para sumar más personal. La parte negativa de este balance, se la lleva la venta de alcohol a menores de edad, que es una problemática compleja y nos va a llevar tiempo darle pelea”.